sábado, 29 de agosto de 2015

Mensaje Final Encuentro de Curas en opción por los pobres

Los curas en Opción por los pobres, reunidos en nuestro Encuentro Anual en el que hemos querido reflexionar sobre la “Fe y la política”, queremos hacer llegar a las comunidades de las que formamos parte, y a la opinión pública, una palabra sobre nuestra realidad.
Estamos cerca como país, de elegir nuevo presidente y otras autoridades. En plena campaña queremos reiterar, una vez más, nuestra opción en favor de los pobres. Sin duda, no podemos olvidar todas aquellas dramáticas circunstancias que sumieron a nuestra Patria en una noche oscura donde los pobres, sus familias y sus trabajos fueron las principales víctimas del modelo económico neoliberal, instalado en el 76 y consolidado en los 90, que algunos candidatos intentan reeditar. Sabemos que con la complicidad de los distintos medios de comunicación concentrados, instrumentos de una nueva forma de colonialismo, muchos de ellos proponen un modelo económico que llevaría a los pobres a ser más pobres aun: “¡Esta economía mata!” (Papa Francisco)
No podemos ni queremos olvidar la Patria Grande que nuestros próceres del pasado y del presente soñaron y gestaron, y vemos con preocupación las amenazas con las que los poderosos pretenden someterla y acabar con ese sueño. Como parte de esa Patria nuestra queremos renovar nuestro compromiso  con el proyecto común de un mundo nuevo, una patria donde todos podamos “bien vivir” y construir juntos un mañana mejor para todos.
Alentamos a que todas y todos en estas elecciones que se avecinan apostemos por el trabajo digno, la educación para todos, la salud común, una economía y un sistema político que nos permitan mirar con dignidad el mañana. Con memoria, responsabilidad y esperanza.
En otras ocasiones hemos escrito sobre algunos aspectos que quisiéramos recordar: la urgencia de control y dedicación del Estado en temas de la hermana madre Tierra, y en especial las víctimas de la sobreexplotación de los bienes naturales (megaminería, sojización, desmontes, la polución del aire y el agua…), el descontrol, y el modelo económico que lo provoca. Creemos que en la encíclica Laudato Si encontramos un cabal eco de lo que venimos sosteniendo desde hace tiempo.
El próximo año, en el que cumpliremos el trigésimo aniversario de nuestro primer Encuentro Nacional, haremos memoria de tantas y tantos que dieron su vida por el Evangelio y por la Patria. El derrocamiento de un gobierno constitucional generó una dictadura genocida y entre ellos muchas y muchos cristianos dieron su vida por una patria justa y fraterna, solidaria y liberada. En particular, a los 40 años de su martirio, queremos hacer memoria de los obispos Enrique Angelelli y Carlos Ponce de León, de Pancho Soares y los padres y seminaristas palotinos, y los mártires de La Rioja Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville y Wenceslao Pedernera, quienes junto a otros miles, católicos o no, vieron sus vidas truncadas por el odio que defendía un modelo económico genocida como el que pretende volver.
Como curas queremos celebrar los muchos signos de vida que nos alegran:
-          Ante todo, una nueva instancia democrática libre y participativa;
-          también la proliferación de militancia juvenil que desde diferentes corrientes y espacios políticos y sociales aportan nueva sangre y esperanzas al mañana mejor que deseamos;
Alentamos la participación de los sectores populares para que todos los derechos conseguidos en estos años sean defendidos como propios y los pasos futuros sean dados hacia adelante;
Queremos invitar a nuestras hermanas y hermanos a que en el futuro que nos espera sepamos aportar con responsabilidad, haciendo memoria del pasado y con mirada esperanzadora en un futuro que soñamos cada vez más inclusivo, cada vez más justo, cada vez más solidario.
Nos sentimos alentados por las palabras y los gestos del Papa Francisco que nos invita a volver la mirada a Jesús, al Reino y a los pobres para construir una sociedad más justa desde los excluidos;  así como cantó la Virgen Maria: ¨Dios derriba de su trono a los poderosos y enaltece a los humildes¨


San Fernando, agosto 2015

José María Velasco Ibarra en el recuerdo de Buenos Aires

Resumen de una entrevista a  Eugenio Raúl Zaffaroni Podes leerla completa acá  - Usted aparece en una novela histórica sobre Vela...