martes, 15 de septiembre de 2015

Discurso del ministro de Planificación Federal en la OIEA: la política nacional y el Plan Nuclear Argentino


Extraído del Observatorio OETEC 

Discurso del Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Arq. Julio De Vido Conferencia General de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) - Viena, Austria, 13 y 14 de septiembre de 2015

Nos criticarán, seguro, aquellos Observatorios y Fundaciones supuestamente neutrales y objetivos cuyas referencias "técnicas" pasan exclusivamente por libre-pensadores, libre-tecnócratas y libre-científicos pro-mercado. Pero nuestro Observatorio no es neutral ni se esconde en ridículas abstracciones técnico-científicas, menos que menos en el verso de la autonomía; rechazamos aquello de la asepsia política en nuestras empresas públicas, en las universidades nacionales, en las metas de nuestra industria, en los sectores cruciales para la diversificación y modernización económica, en la ciencia y la tecnología, etc. Nuestro Observatorio acompaña y defiende el rol que el Estado tiene en la planificación nacional y, por tanto, no puede desconocer a sus principales protagonistas. El Plan Nuclear lanzado en agosto de 2006, ejecutado por el Ministerio de Planificación Federal y profundizado desde entonces por los dos gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner, se ha erigido como uno de los grandes pilares del modelo puesto en marcha doce años atrás. Y lo ha podido hacer porque así lo decidió la política que desde 2003 gobierna al país en calidad de Nación y no de semicolonia atrasada y dependiente. A continuación, las palabras del ministro Julio De Vido.

Señor Presidente. Me complace asistir y participar en la quincuagésima novena Conferencia General del Organismo Internacional de Energía Atómica bajo su presidencia. Unen a nuestros dos países múltiples y muy especiales vínculos. Puede contar usted con todo el apoyo de la delegación argentina. Quiero comenzar destacando el honor que representa para Argentina haber asumido nuevamente en Junio de este año la Presidencia temporaria del Grupo de Países Suministradores Nucleares (NSG) por un período más, lo cual ratifica la confianza en la contribución del País a los esfuerzos internacionales en materia de la no proliferación de armas nucleares. La actualidad mundial muestra un escenario de clara expansión del sector con más de 67 reactores en construcción; un exponencial desarrollo en materia de medicina nuclear; un notable incremento en la cantidad de países que incursionan en el sector y nuevas áreas de aplicación de la energía nuclear.

En mi condición de Ministro de Planificación de la República Argentina y responsable del área nuclear en los últimos 12 años, voy a describir brevemente el estado de situación del sector en el País.

Argentina ha sido pionera y fue el primer País de Latinoamérica en instalar una central nuclear. En sus 65 años de historia, el sector nuclear argentino tuvo etapas de gran desarrollo y también experimentó períodos como el transcurrido entre los años 1990 y 2002, durante los cuales equivocadamente la actividad nuclear dejó de ser política de Estado, paralizándose proyectos pero sobretodo descapitalizando sus recursos humanos.
El Gobierno Nacional tomó a partir del año 2003 las decisiones políticas para recuperar el sector y acoplarlo a los saltos tecnológicos que acontecieron en el mundo, alcanzando objetivos y metas precisas:

- Se invirtieron 11.000 millones de dólares y están planificados invertir 31.000 millones de dólares en la década próxima.

- Desde el año 2003 se formaron 5.220 nuevos especialistas en el sector, pasando de una plantilla de 3.000 a 8.220 especialistas, un 174% más.

- Se calificaron 129 empresas nacionales en el sector nuclear, cuando en el año 2003 no había ninguna.

- Actualmente, el País cuenta con 3 centrales nucleares en operación por un total de 1.755 megavatios que proveen el 10% de la demanda. Una de ellas, la Central Néstor Kirchner, ex Atucha II, de 745 megavatios alcanzó plena potencia durante febrero de este año siendo el hito más importante en los últimos 30 años. Este fue uno de los tantos proyectos que se paralizaron en los 12 años transcurridos entre 1990 y 2002. Para su finalización el País asumió, a través de la Empresa Estatal Nucleoeléctrica Argentina, el rol de diseñador, ingeniero y constructor de la obra ya que la empresa que originalmente tenía a cargo su construcción abandonó la actividad. El 88% fue componente local y tanto el combustible como el agua pesada se fabricaron en el País.

- En el ámbito de la salud, se construyeron 2 Centros Públicos de Medicina Nuclear y 9 están en ejecución, los cuales cubrirán estratégicamente todo el territorio nacional. Los Centros tienen los más altos estándares internacionales para el diagnóstico y tratamiento cardiológico, oncológico y neurológico. Se desarrolló un acelerador lineal nacional dedicado a la producción de alto flujo de neutrones para el tratamiento de tumores malignos, mediante la terapia por captura neutrónica en boro.

- A partir de una tecnología propia de uranio de bajo enriquecimiento, el País produce el 5% del Molibdeno-99 que se consume en el mundo para producción de radiofármacos y es el tercer productor de "Cobalto 60". Además hemos exportado tecnología para la obtención de radioisótopos a Perú, Cuba, Argelia, Australia y Egipto.

- La gran mayoría de los sanatorios privados incorporaron la tecnología nuclear impulsada por el Estado Nacional. Argentina lidera la medicina nuclear a nivel regional.

- Junto con la República Federativa del Brasil, estamos desarrollando dos reactores multipropósito: RA10 y RMB. Con ambos reactores se prevé abastecer el 40% del mercado mundial de radioisótopos.

- En el año 2007, la empresa estatal INVAP exportó a Australia un reactor de investigación nuclear que constituyó la mayor exportación tecnológica de la Argentina bajo la modalidad "llave en mano".

- Se encuentra en construcción el prototipo de 25 megavatios del Reactor de Baja Potencia CAREM, primer reactor de tecnología y diseño 100% nacional. Se proyecta en el futuro aumentar su potencia hacia el orden de los 150-300 megavatios para su comercialización en redes cuya demanda no requiera máquinas de alta potencia.

- Se encuentra en recuperación la Planta "Pilcaniyeu" de Enriquecimiento de Uranio por el método de difusión gaseosa. El día 5 de Junio del año 2014 se terminó la Planta Piloto "Mock-Up" la cual comenzó a cargar uranio para enriquecerlo representando un hito tecnológico habilitando a Argentina a consolidar su pertenencia al grupo de los 13 países reconocidos por el Organismo Internacional de Energía Atómica que poseen capacidad para enriquecer uranio. También estamos desarrollando los otros métodos avanzados como la centrifugación y el láser que permitirán al País dominar las 3 formas de enriquecimiento.

- Se está construyendo una Planta de Producción de Dióxido de Uranio que abastecerá 460 toneladas anuales.

- Se actualizó la Planta Industrial de Agua Pesada dándole la capacidad para abastecer las 3 Centrales en operación de esta tecnología, más la producción de la carga inicial de la futura Cuarta Central Nuclear.

- En el año 2010 se iniciaron los trabajos y compra de suministros para la extensión de vida útil de la Central Embalse de 648 megavatios por un nuevo ciclo de 30 años y un aumento de su potencia de 35 megavatios, con una inversión de 3.000 millones de dólares. Las empresas nacionales por primera vez han elaborado componentes internos para este reactor, dándole así también la capacidad para la provisión de nuevos componentes nucleares para futuras centrales, tanto en el País como en el

- También se encuentra en ejecución la extensión de vida útil de la Central Juan Domingo Perón, ex Atucha I, de 362 megavatios.

- Argentina ha iniciado el camino hacia la tecnología del uranio enriquecido. En este sentido precalificaron 7 proveedores de reactores: WESTINGHOUSE y GENERAL ELECTRIC de Estados Unidos, CHINA NATIONAL NUCLEAR CORPORATION de la República Popular China, ROSATOM de la Federación de Rusia, KEPCO de la República de Corea del Sur y ATMEA y AREVA de Francia.

- En este marco se suscribieron Convenios con la República Popular China y la Federación de Rusia, que impulsarán el avance hacia Acuerdos definitivos para la construcción de 3 nuevas centrales por parte de la Empresa Estatal Nucleoeléctrica Argentina:
* Una Central de 800 megavatios de tecnología nacional de uranio natural y agua pesada, con 70% de componente nacional, en la cual el País tendrá el rol de diseñador, ingeniero y constructor de la obra.
* Una central de 1.000 megavatios que marcará la incursión de Argentina en la tecnología de uranio enriquecido, con 50% de componente nacional.
* Otra central más de uranio enriquecido, en este caso de 1.200 megavatios, también con 50% de componente local.

Estas 3 nuevas centrales totalizan 3.000 megavatios e incrementarán la potencia instalada nuclear desde los 1.755 megavatios actuales a 4.755 megavatios, un 171% más, con el objetivo de abastecer el 27% de la demanda argentina.

- Los acuerdos con la Federación de Rusia y la República Popular China establecen procesos de transferencia de tecnología los cuales garantizan la independencia y la soberanía energética, el desarrollo de la tecnología e industria nacional y la posibilidad de asociaciones conjuntas para construir centrales en terceros países.

- Respecto a la seguridad, gestión de residuos radiactivos y combustibles gastados, quiero destacar las principales acciones adoptadas:
* La Argentina presidió la Conferencia Diplomática celebrada en Viena el pasado 9 de febrero, sobre la Convención de Seguridad Nuclear la cual culminó con la adopción de la Declaración de Viena sobre Seguridad Nuclear, que establece principios básicos referidos al diseño, construcción y operación de centrales nucleares y refuerza el mecanismo de consultas y coordinación de las Reuniones Periódicas de Examen. El próximo mes de Noviembre tendrá lugar en Buenos Aires un encuentro internacional de Reguladores Nucleares, en el que se dará seguimiento a la Declaración de Viena con el objetivo de fortalecer y consolidar la seguridad tecnológica nuclear en todo el mundo.
* Todas las centrales existentes fueron adecuadas a los requerimientos internacionales post-Fukushima.
* El País participa de la "Convención Conjunta sobre la Seguridad Nuclear, en la Gestión de los Combustibles Gastados y sobre la Seguridad en la Gestión de los Desechos Radiactivos" adoptada en Viena en el año 1997, presentando los informes correspondientes desde sus inicios.
* Por Ley, la Comisión Nacional de Energía Atómica presenta al Poder Ejecutivo Nacional y al Congreso de la Nación para su aprobación el "Plan Estratégico de Gestión de Residuos Radiactivos", aprobado por la Autoridad Regulatoria Nuclear Argentina.
* Se construyeron 3 depósitos y 4 silos que totalizan 1.300 metros cuadrados para almacenamiento de residuos provenientes del desmantelamiento de componentes en las obras de extensión de vida útil de las centrales nucleares.
* Se construyó un Depósito de Almacenamiento Prolongado para el tratamiento y almacenamiento de residuos provenientes de instalaciones nucleares.
* Se completó el desarrollo de las técnicas radioquímicas para identificar y cuantificar los radionúclidos para ampliar la información del inventario radiológico de los residuos radiactivos.
* Se construyó un Laboratorio de Caracterización de Residuos Radiactivos.
* Se realizaron los Proyectos de restitución ambiental en los sitios donde se han realizado actividades mineras fabriles de uranio.
* Como parte original en la Convención sobre Indemnización Suplementaria por Daños Nucleares, la Argentina celebra la pronta entrada en vigor de este instrumento internacional, que es clave para establecer un régimen mundial de responsabilidad que fomentara la cooperación regional y mundial para promover un grado más alto de seguridad de acuerdo con los principios de asociación y solidaridad internacionales. Instamos a los países que aún no lo han hecho a adherirse a esta importante Convención internacional en el plano nuclear.

- En los últimos diez años Argentina ha suscripto Convenios, Acuerdos y Memorandos de Cooperación en materia de usos pacíficos de la energía nuclear y la no proliferación con la Federación de Rusia, la República Popular China, República Federativa de Brasil, India, Sudáfrica, Bolivia, Uruguay, Ecuador, Cuba, México, Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Italia, Jordania, Libia, Argelia, Vietnam y Australia.

- La apertura geopolítica de Argentina demuestra la disposición a la asociación y compromiso con el desarrollo nuclear con fines pacíficos, cumpliendo los regímenes internacionales de seguridad y no proliferación. Sin dudas es imprescindible fortalecer el trabajo mancomunado, ofrecer nuevas oportunidades de inversión y seguir mostrándole al mundo los objetivos alcanzados y los niveles de seguridad con los que se desarrolla la actividad. El Organismo Internacional de Energía Atómica tiene un papel central en este proceso.


Señor Presidente: Argentina transita decididamente este camino y está dispuesta y preparada para asumir mayores responsabilidades y desafíos en la escena nuclear en los próximos años.

Vida y obra de José María Velasco Ibarra

Aritz Recalde, junio de 2017 “Individuos y pueblos, ciudadanos y conductores tienen que conocer a dónde van, qué persiguen en la vida. Es...