lunes, 29 de febrero de 2016

LA CONCIENCIA BOMBARDEADA


Jorge Rachid - febrero 2016

Así como Perón en su sabiduría estratégica, utilizó las radios de la época, para proclamar sus buenas nuevas al pueblo, hoy esas herramientas, más sofisticadas y masivas, han sido apropiadas por los sectores concentrados del poder económico financiero, bombardeando cotidianamente la mente de los argentinos.

Esto que es sabido por todos, pero en especial por los militantes del campo nacional y popular, peronistas y no peronistas, es sin embargo un eje discursivo que se incorpora a la hora de los planteos conceptuales necesarios, cuando se evalúan las causas de la derrota o los caminos a recorrer para la recuperación del poder.

El enemigo opera con sabiduría intentando dividir lo que ellos llaman kirchnerismo, del conjunto del peronismo, en una acción destinada a fragmentar las fuerzas opositoras al neoliberalismo, al tiempo que incorporan ejes falsos de discusión interna nuestra, sobre el supuesto peronismo o no de los últimos 12 años, como si alguien pudiese dudar de dichos caminos recorridos, con errores si, con fracasos también, pero en el balance general un camino de inclusión social pleno, Memoria , Verdad y Justicia en la reparación de los DDHH, recuperación de la cultura del trabajo y la previsión social estatal, el pleno empleo, el desarrollo de Ciencia y Tecnología e inversión industrial, la inserción regional con soberanía en UNASUR y MERCOSUR, batalla contra los Buitres internacional exitosa y comprensión del mundo Multipolar, en una afirmación de Tercera Posición Justicialista.

También el enemigo opera por izquierda intentando dividir por aguas interiores al Frente para la Victoria, entre aquellos sectores aliados que acompañaron la gestión y los sectores peronistas que se ven bombardeados por extensas notas de opinión, sobre el peronismo bueno y el peronismo malo, como si la política fuese un jardín de infantes, cuando en realidad, el movimiento nacional se caracteriza por ser frentista y transitar el camino de la Liberación Nacional, en acuerdos mínimos de Patria y Pueblo.

El Movimiento Nacional en nuestro país, lleva 70 años de existencia, estructurado alrededor del peronismo, que ofreció las bases doctrinarias, políticas, filosóficas e ideológicas de su construcción, basado en sus aspectos nacionales en la Comunidad Organizada y en su mirada internacional en la Tercera Posición, convocando desde allí, a todos los sectores nacionales que comprendiesen “que nadie se realiza, en una comunidad que no se realiza”. Esa convocatoria permanente en el peronismo a los largo de su historia, desde el gobierno de Perón con un gabinete que incorporaba desde socialistas, radicales hasta conservadores y desde el llano, en la batalla de la larga  y heroica Resistencia, a sectores que con el tiempo, fueron entendiendo al sujeto histórico que es el pueblo argentino, como protagonista de los nuevos paradigmas que se van construyendo en la conciencia colectiva de los argentinos.

Hoy sería impensable una biblioteca del Pensamiento Nacional, sin Abelardo Ramos representante de la Izquierda Nacional, de construcción dialéctica de la realidad y científica de la historia, ni que falte Hernandez Arregui, ni Puiggros ambos marxistas avenidos al peronismo, ni Walsh nacionalista clerical, que termina siendo un militante ejemplo revolucionario, ni Paco Urondo ni Juan Gelman. Sin embargo es necesario aclarar que esa misma biblioteca merecen rescatarse los pensadores filósofos peronistas enterrados desde 1955, como Arturo Zampay, De La Riega, Fermín Chavez, Rodolfo Kush,, asi como a Marechal, Discépolo, Manzi poetas y escritores emblemáticos de nuestro movimiento. Hoy nos referenciamos en Carlos Casalla, Horacio Gonzalez, Jorge Bolivar, Norberto Galasso, Marcelo Gullo, Hugo Chumbita, Rubén Ríos, entre otros con perdón de las omisiones que siempre producimos cuando nombramos a nuestros compañeros intelectuales. Esa amplitud de pensamiento y de acción, le permitió al Movimiento Nacional, mantener su vigencia junto a la lucha del pueblo argentino.

Ese Movimiento Nacional, policlasista, heterogéneo, contradictorio, incluso con intereses contrapuestos, por ejemplo empresarios nacionales y trabajadores, pero que siempre lograron construir un ideario común de Patria, un objetivo permanente de Justicia Social y Soberanía Política, con Independencia Económica, por los caminos que marcaron los tiempos internacionales y las necesidades prioritarias del pueblo argentino, siempre privilegiando en la construcción un modelo social “hombre céntrico”, superador de las teorías “económico céntricas” en boga, en las concepciones capitalistas tanto liberales como de estado, en sus confrontaciones del siglo XlX, que se tratan de reeditar en forma permanente, inundando de concepciones economicistas, con planteos que deberían antes que lo económico,  privilegiar a los intereses de los pueblos.


Así hoy en nuestro país, después de 12 años de recuperación nacional en lo social y económico e identitaria en la conciencia del pueblo argentino, de un destino posible de emancipación, las voces del enemigo penetran para hacer dudar a quienes vivieron los acontecimientos plenos de Patria y ahora parecen dudar de ellos, de quienes fueron artífices de esos años y ahora pretenden justificar el marco de ajuste, entrega y sumisión de la variante neoliberal, que ha conquistado el poder por escaso margen, de voto popular. Esa duda sólo puede surgir del bombardeo mediático, de las dudas propias de las flaquezas ideológicas de un peronismo que tiene todo escrito, en su historia y su presente, somos lo que dice la Marcha que todos entonamos con fruición, “combatiendo al capital”, a menos que un aggiornamiento tardío, haya modificado ese camino de ampliación de los derechos de los trabajadores, humildes y desposeídos de nuestro país, como eje central de nuestra vigencia como Movimiento Nacional.



Geopolítica de la seguridad en América Latina: un antes y un después en seguridad

Miguel Angel Barrios, Norberto Emmerich y Yesenia Torres Curiel La Editorial Biblos de Buenos Aires acaba de lanzar el libro "Ge...