martes, 13 de marzo de 2018

EDUCACIÓN SEXUAL PARA DECIDIR, ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR Y ABORTO LEGAL PARA NO MORIR.


Leonardo Cajal, marzo 2018 


El gran fraude de dominación.…

EDUCACIÓN SEXUAL PARA DECIDIR: La Educación sexual integral cumplirá 12 años desde la sanción de la Ley 26150, y es, según la página del ministerio de Educación:
“el espacio sistemático de enseñanza aprendizaje que promueve saberes y habilidades para la toma de decisiones conscientes y críticas en relación con el cuidado del propio cuerpo, las relaciones interpersonales, el ejercicio de la sexualidad y de los derechos de los niños, las niñas y los jóvenes”.

Por supuesto que nadie puede negar que la educación sexual es necesaria pero mucho más necesario es que toda educación sea soberana y pensada y dirigida según los propios intereses nacionales.
Si toda institución de un país semí-colonia como la Argentina es una institución colonizada, la educación no es la excepción.
Detrás de la Educación Sexual que nuestros hijos reciben en la escuela está la UNFPA, (fondo de población de naciones Unidas, sus siglas en inglés) una organización de Naciones Unidas cuya función es ser “la principal institución internacional en programas de salud reproductiva, FUNDAMENTALMENTE EL CONTROL DE LA NATALIDAD, LA PLANIFICACIÓN FAMILIAR y la lucha contra las enfermedades de transmisión sexual, sobre todo en los países subdesarrollados. Trabaja en más de 140 países en políticas de apoyo a la mujer y a la juventud”.

¿Por qué un país supuestamente soberano deja en manos de una organización internacional algo tan importante como la planificación de la educación sexual en las escuelas?

“ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR”: Lo más funcional a los sectores de poder mundial, porque se hace referencia directa a los grandes laboratorios internacionales, una industria que siempre ha puesto obstáculos para el desarrollo soberano de los laboratorios nacionales además de haber incidido de manera directa en políticas destituyentes de gobiernos democráticos.
Según el mantra feminista, los anticonceptivos sirven para no abortar, como si la única opción obligada a un embarazo fuese el aborto, por supuesto que por sus vacías cabezas jamás se les cruzará la opción natural de dar a luz, dado que viven entre tinieblas. Pero, al igual que en la educación sexual, estamos frente a otra arista donde las trasnacionales imponen su voluntad al servicio de sus propios intereses y no en favor de los del pueblo.
Un informe realizado por la Confederación Farmacéutica Argentina en 2014 arrojó que de las 7 primeras marcas en venta de anticonceptivos los laboratorios BAYER encabeza la lista y además ocupa el tercero y séptimo lugar (Yasmín, Miranova y Microvlar en orden).

Es de público conocimiento que en septiembre de 2016 Bayer compró en una varias veces millonaria operación a Monsanto en un valor de 66.000 millones de dólares, y de esta manera se convirtió en un gigante que controla prácticamente todo el mercado de transgénicos local, mientras que por otro lado es la encargada a través de los anticonceptivos de controlar la natalidad.
En síntesis Bayer-Monsanto no solo controla nuestra producción de alimentos a través de la ingeniería de semillas contaminando el suelo, esparciendo cáncer y muerte a nuestros hermanos, inutiliza nuestros campos y contamina nuestros ríos sino que también Bayer-Monsanto controla el mercado de anticonceptivos a través de la industria farmacológica liderando las ventas.
CONTROLA NUESTRA DEMOGRAFÍA MATANDO CON GLIFOSATO y VENDIENDO YASMIN MIENTRAS SE HACE DEL CONTROL DE NUESTROS ALIMENTOS.

“ABORTO LEGAL PARA NO MORIR”: Pero considero que esta parte del enunciado es el componente contradictorio, siendo un verdadero oxmorón. Abortar para no morir es simplemente matar.
No hace falta abortar de manera legal para no morir, es preferible no abortar y tendrá una vida asegurada, y es más no abortando tampoco terminará con otra vida. A quienes aducen cuestiones religiosas e invitan a apartar las “impedimentos morales” de credo, les digo NO pero además esto es una cuestión humana, legal y científica como lo dice La Academia Nacional de Medicina en un documento hecho público en 2010 considera:

-Que el niño por nacer, científica y biológicamente es un ser humano cuya existencia comienza al momento de su concepción. Desde el punto de vista jurídico es un sujeto de derecho como lo reconoce la Constitución Nacional, los tratados internacionales anexos y los distintos códigos nacionales y provinciales de nuestro país.
-Que destruir a un embrión humano significa impedir el nacimiento de un ser humano.

Para finalizar es necesario volver a tener el control de nuestra natalidad para poder sentar las bases de una nación socialmente libre, políticamente soberana y con independencia económica. Somos el 6to país en extensión geográfica con una población escasa dado que no llegamos a ser 14 habitantes por Km2 según censo 2010 llegando a tener un habitante por Km2 en la zona de Patagonia y muy mal distribuidos. Eso es muy poco si lo comparamos con EEUU que tiene 33 habitantes por Km2 e Inglaterra que con 50 millones de habitantes tiene 407 habitantes por Km2 en una superficie de 130 mil algo más chico que la provincia de Santa Fe con 133 mil km.

Nuestra política demográfica está en manos del imperio nos urge como argentinos soltar estas amarras que nos tienen sujetos en 40 millones. Gobernar no es simplemente poblar sino generar trabajo.

HACIA UNA REVALORIZACIÓN DE LO MILITAR EN LA POLÍTICA SUDAMERICANA

Miguel Ángel Barrios y Carlos Pissolito 09.10.2018 Para empezar: Digamos que la forma en que las distintas culturas a lo largo de la...