jueves, 12 de junio de 2014

Nuevo Cuaderno del CEHA:

HAY QUE VOLVER A LOS CLÁSICOS: ACTUALIDAD DEL PENSAMIENTO NACIONAL por Aritz Recalde
Junio del 2014



“Somos un episodio en la larga lucha por la Liberación integral del país. Si caemos, otros nos sustituirán. Nada se pierde del todo. La memoria de los pueblos tiene recovecos muy recónditos.Raúl Scalabrini Ortiz

“Pensar en nacional es, pues, en una semicolonia como la Argentina, pensar revolucionariamente, cuestionando el orden impuesto por el Imperialismo, que no sólo es injusto y humillante sino que además, impide toda posibilidad de progreso histórico, es decir, cierra el paso a una auténtica Democracia participativa, al ascenso cultural y a las profundas transformaciones.”  Norberto Galasso

La corriente ideológica y política del Pensamiento Nacional tiene una innegable vigencia en el Siglo XXI. Para aseverar nuestra hipótesis nos referiremos a dos cuestiones centrales:

Primera: los intelectuales del Pensamiento Nacional aportan un diagnóstico sumamente actual de los problemas estructurales de la Dependencia del país y de la Región.
 Segunda: el Pensamiento Nacional ofrece una agenda de propuestas para la resolución de los problemas estructurales del país y de las Organizaciones Libres del Pueblo.


 I. Diagnóstico de nuestra Dependencia
 “Los Pueblos fuertes no temen su propia realidad.” Raúl Scalabrini Ortiz
 “La falsedad histórica debilita a una Nación.” José Luis Muñoz Azpiri

Más allá de las diferencias y matices existentes entre los intelectuales del Pensamiento Nacional, todos ellos comparten la hipótesis de que un país que enajena su Soberanía económica y cultural, está condenado a ser una semicolonia en el plano político y un Estado desigual en el terreno social.

Raúl Scalabrini Ortiz y la Dependencia económica
 “Inversiones extranjeras (…) ellas son útiles sólo cuando representan la evolución capitalista, y no la imperialista, que es su negación cumpliendo dos objetivos básicos: gravitación interna para orientar la política, y gravitación económica para orientar la producción hacia formas convenientes a la metrópoli.” Arturo Jauretche

Raúl Scalabrini Ortiz demostró a partir de minuciosas investigaciones el hecho perjudicial que trajo aparejada la posesión del capital trasnacional de los servicios públicos y de las instituciones de administración del crédito y de la moneda. Para el autor, y en relación con la opinión del epígrafe de Jauretche, el capital extranjero efectuó un manejo imperialista de los servicios públicos y de la economía nacional. La posesión extranjera de nuestros recursos benefició a las potencias de origen del capital, en desmedro de nuestros intereses estratégicos como país. En particular, Scalabrini Ortiz mencionó que era pernicioso para la Argentina el control extranjero de:

A- Servicios públicos como los Ferrocarriles. Estos medios de transporte “han actuado en la Argentina como en tierra conquistada.” (Scalabrini Ortiz, 2004: 24) Para el autor “el ferrocarril fue el mecanismo esencial de esa política de dominación mansa y de explotación sutil que se ha llamado imperialismo económico.” (Scalabrini Ortiz, 1983: 16)
B- El Petróleo. El recurso natural ya era ambicionado en el período que escribe Scalabrini Ortiz por los Estados Unidos y desde su punto de vista “la última riqueza que aún pertenecía al pueblo argentino está en peligro: la enajenación de las reserva petrolíferas está ya en trámite.” (Scalabrini Ortiz, 2004: 39)

C- El Banco Central y los medios de crédito y moneda. Scalabrini Ortiz analizó el rol del Banco de la Provincia de Buenos Aires impulsado por Bernardino Rivadavia y concluyó que “estuvo siempre bajo el contralor de Inglaterra (…) fue desde el primer momento un enemigo de las industrias y aun del comercio local.” (Scalabrini Ortiz, 2004: 55 y 62) Esa lógica de funcionamiento se profundizó en el siglo XX y el Banco Central creado en el año 1935 fue definido por Scalabrini como “el Banco del imperialismo” que se gestó “en la sombra para menoscabo de nuestra soberanía.” (Scalabrini Ortiz,, 1972: 31)

D- El Comercio Exterior. En palabras de Scalabrini Ortiz: “la comercialización está acaparada por cuatro firmas que responden en orientación a esa política imperialista (…) Hemos cedido al extranjero los Puertos, los servicios sanitarios, los ferrocarriles.” (Scalabrini Ortiz, 2004: 24 y 130)

El manejo extranjero de los principales resortes estructurales de la economía como son los servicios públicos, los Bancos o la energía, se complementó con la utilización política e ideológica del endeudamiento externo que “fue empleado de inmediato como un instrumento psicológico favorable a todas las pretensiones inglesas.” (Scalabrini Ortiz, 2004: 88) El autor analizó el empréstito que adquirió el país en el año 1824 y consideró que su objetivo era el de “retener el desarrollo de los pueblos” y “el endeudamiento hacia Inglaterra es una obra finísima de la extraordinaria inteligencia política británica.” (Scalabrini Ortiz, 2012: 349) La vigencia actual del pensamiento del autor se amplifica aún más desde el momento que estableció que “endeudar un país a favor de otro, hasta las cercanías de su capacidad productiva, es encadenarlo a la rueda sin fin del interés compuesto (…) tarde o temprano el acreedor absorbe al deudor.” (Scalabrini Ortiz, 2004: 111)


La entrega económica de la Patria fue organizada a través de un sistema de regulaciones legales que benefició intereses externos. Las leyes argentinas fueron formuladas por representantes nativos serviles a los grupos de poder foráneo. Scalabrini Ortiz destacó el origen dependiente de la Constitución del año 1853 que estaba al “servicio del capital extranjero” (Scalabrini Ortiz, 1972:112), de la ley de “coordinación de transporte” tendiente a proteger a las empresas inglesas y de la legislación de regulación del petróleo en los años ´30. Denunció terminantemente que para cumplir esta tarea, el Estado argentino fue administrado por abogados y por representantes de las corporaciones extranjeras, cuya labor de entrega recibía un blindaje mediático desde el “Periodismo, instrumento de la dominación británica.” (Scalabrini Ortiz, 2004: 248)

Para bajar el Cuaderno hacer click aquí

Vida y obra de José María Velasco Ibarra

Aritz Recalde, junio de 2017 “Individuos y pueblos, ciudadanos y conductores tienen que conocer a dónde van, qué persiguen en la vida. Es...