lunes, 6 de mayo de 2019

Presentación del libro "Evita santa del pueblo"


Presentan en la Feria del Libro Fabián D´ Antonio, Iciar Recalde, 
Ricardo Elorza y Pablo Scolari


Prólogo
“Creo que no puede hablarse en nuestra tierra de un hogar argentino que no sea un hogar cristiano. Bajo la Cruz hemos concebido. Bajo la Cruz hemos recitado el abecé y hemos contado el ábaco. Bajo la Cruz hemos cruzado las manos en postrera invocación. Todo aquello que en nuestras costumbres puede destacarse, es cristiano y es católico. De Norte a Sur, de Este a Oeste, empresas guerreras, empresas políticas, empresas espirituales, han sido preparadas y asentadas sobre la Cruz, como cuadra a una raza templada en el ejercicio de las mejores virtudes. Vivo o escondido, el sentimiento de lo religioso ha prevalecido, en suprema instancia, sobre todo otro motivo reflejo de ética no argentina.” Eva Perón (Palabras pronunciadas el 26 de febrero de 1947)
Eva Perón es, sin duda, la mujer de mayor trascendencia en la historia de nuestra Nación Argentina. En tal sentido, este libro ayuda a ahondar en su vida espiritual, generadora de una transformación social inédita para nuestro país, para Iberoamérica y para el mundo en su conjunto.
Porque, mientras algunas ideologías inculcaban que la religión era “el opio de los pueblos”, surgía aquí, en este lugar del planeta, un proyecto donde el espíritu religioso era motor de una sociedad nueva asentada en la justicia social. Un proyecto que, en vez de propiciar el enfrentamiento entre clases sociales, organizaba el bienestar del pueblo en la Comunidad Organizada.
Este libro ofrece así la profunda dimensión espiritual de Eva Perón que, seguramente, después de varias décadas de antagonismos y miradas apasionadas, dé lugar a una valoración con mayor objetividad de su figura y de su obra para todos los argentinos.
A esta mujer humilde llegada de los Toldos, a la líder espiritual de la Nación, a la joven mujer que lleva su enfermedad terminal con fortaleza religiosa, el pueblo la ama.
El pueblo argentino y los pueblos del mundo le han hecho un lugar en su altar, reconociendo en Ella una vida entregada en forma total a los más pobres, por eso no duda el creyente en decirle Santa.
Encontraremos en las páginas que siguen muchos ejemplos que nos llevarán a encontrarnos con Eva Perón en su fe, piedad y caridad, en su amor por Jesús y la Iglesia.
El pueblo sencillo, reunido en multitudes, estará junto a Ella rezando el rosario en sus últimos días en esta tierra y no tardará en poner su cuadro en el altar de su casa o de su barrio.
Padre Pepe


El triunfo de Nito Cortizo en Panamá

Eduardo J. Vior El triunfo del Partido Revolucionario Democrático (PRD) en la elección presidencial panameña del domingo 5 devuelve al...