lunes, 11 de marzo de 2019

Salvados por Francisco



Salvados por Francisco "Así se llama el libro del exlegislador del Partido Justicialista de Neuquén Aldo Duzdevich, que cuenta en detalle cómo Jorge Bergoglio, cuando era un joven sacerdote, se arriesgó para ayudar a perseguidos por la dictadura"


"Es un libro necesario, que me culpo de no haber hecho antes", dijo ayer Duzdevich al presentar en el auditorio de la Casa Argentina de Roma su obra, que la semana próxima tendrá su lanzamiento en el Congreso de Buenos Aires.
Duzdevich, de 64 años, destacó que no se trata de una biografía de Jorge Bergoglio, a quien nunca conoció, sino una investigación de una parte muy especial de su vida -la década de 1970-, "cuando se puso en duda su actitud frente a la dictadura".
Aunque todas las biografías serias del Papa y especialmente el libro-investigación del periodista italiano, Nello Scavo (La lista de Bergoglio), certifican que, pese a que algunos detractores hicieron circular una leyenda negra, Francisco entonces ayudó a muchísimas personas a escapar del país, Duzdevich sintió la necesidad de aportar más evidencias.
"La verdad es que el libro de Nello Scavo no se conoce mucho en la Argentina: cuando lo leí, sentí una gran vergüenza porque pensé que lo tendríamos que haber hecho los argentinos", dijo. "En mi libro tengo los casos de personas salvadas que recopiló Scavo, unos diez, más los míos, que suman unos 25 y mucha más información inédita. Se trata del mismo esquema de Scavo, pero más amplio (…) "Total y definitivamente, Jorge Bergoglio no tuvo nada que ver con el secuestro de Yorio y Jalics, sino que protegió y salvó a 25 casos documentados. Bergoglio no estaba obligado a salvar a nadie. Arriesgó su vida y lo hizo. E hizo todo lo posible para recuperar a los dos sacerdotes jesuitas de los campos de concentración", aseguró Duzdevich, autor también, en 2015, de La Lealtad, los Montoneros que se quedaron con Perón, una autocrítica de la lucha armada.

¿CÓMO SURGIÓ LA IDEA DEL LIBRO? "No sabía nada de Bergoglio. Pero todo empezó en diciembre de 2016 cuando leí dos notas en Página/12 que criticaban la película Llamame Francisco porque ahí se lo pintaba como un héroe. Entonces, enojado, escribí una nota que salió en un portal de Neuquén, donde vivo, que le gustó mucho a Eduardo Valdés (exembajador argentino ante la Santa Sede), que salió luego en Página/12 y que terminó siendo la inspiración del libro, visto el éxito que tuvo entre los jóvenes", contó, en diálogo con LA NACION. "La idea central la tenía, era sólo cuestión de ponerme a investigar, algo que hice durante un año y cuando empecé, enseguida me sorprendió ver que ese curita joven no era un improvisado a la hora de ayudar a la gente, sino que poseía cierta experiencia y pericia en protección y fugas", agregó.

¿Qué impacto espera que su libro tenga en la Argentina? "Espero que esos jóvenes que admiran al Papa y tienen esa sombra de duda que se viene arrastrando sobre su actitud durante la dictadura, puedan eliminarla", dijo. "Para los jóvenes va a ser un alivio, un respiro, un transparentar algo que estaba dando vueltas", concluyó.




Bolsonaro en Argentina ¿de la muerte del MERCOSUR a la resurrección?

Gabriel E. Merino (UNLP-CONICET, integrante del IdIHCS y del IRI) JUNIO DE 2019 Artículo escrito para Opiniones en el IRI (Instituto...