sábado, 6 de noviembre de 2010

El plan sistemático de apropiación de menores: condiciones posibilitantes y estrategias de resistencia


Gonzalo Pedano UNC - CONICET


Condiciones posibilitantes
La apropiación de menores fue una de las prácticas más únicas y, quizás, más distintivas del Terrorismo de Estado en Argentina. Se desarrollaron un conjunto de dictaduras a lo largo y a lo ancho de los países del Cono Sur y América Latina, pero en ninguna de ellos es posible encontrar prácticas semejantes. Aún más, se podría llegar a afirmar que no existe otro caso en el mundo en el que conste la existencia de un plan similar. Sin embargo, nuestra pretensión es la de avanzar en una clave de lectura que permita desarrollar una comprensión del plan sistemático de apropiación de menores que no sólo posibilite entender su carácter de “excepcional” y “único”, sino que también destaque lo que en él hay de una práctica cultural de profundo arraigo en nuestra sociedad. En este sentido, coincidimos con Da Silva Catela cuando sostiene que “uno de los desafíos que plantea conocer el problema de la desaparición y apropiación violenta de niños durante el terrorismo de estado instaurado en marzo de 1976 es generar un pasaje de la indignación a la comprensión de las razones culturales y sociales que subyacieron a su acontecimiento” (DA SILVA CATELA; 2005, pág. 126). Reflexionar sobre las condiciones de posibilidad de la apropiación implica ubicar un acontecimiento tan particular y específico en una red de relaciones sociales y de poder que sirvieron, en gran parte, como “punto de anclaje” para su desarrollo. A los fines de avanzar en la caracterización de esa red de relaciones posibilitantes, abordaremos las condiciones de desarrollo de un plan de estas características convocando tanto a la filosofía como la antropología, ahondando específicamente en la dimensión política del fenómeno en consideración.


Elecciones PASO 2017

Iciar Recalde, agosto 2017 Algunas reflexiones generales para PENSAR en términos colectivos NO para que me puteen con la perorata de si...