jueves, 2 de noviembre de 2017

Estado continental o dependencia

  Por Miguel Ángel Barrios *


En los últimos años hemos observado debates “académicos” y un sinfín de seminarios y congresos sobre la naturaleza de los gobiernos “progresistas” de América latina, un “populismo” democrático, encarnado en Ricardo Lagos, y un “populismo” autoritario, encarnado en Hugo Chávez. La demonización a la figura de Chávez solamente es comparable a la que sufrió Juan Domingo Perón desde los centros de poder mundial.
Es que detrás de estos ropajes “conceptuales”, y potenciados por la anglosajonización de las ciencias sociales, está el dilema central: liberación o dependencia.
Y la única forma de adquirir soberanía y capacidad de autonomía en la mundialización se materializa a través de la concreción geopolítica del Estado continental-industrial de América del Sur y de América latina y el Caribe. El Mercosur, la Comunidad Andina, el ALBA, la Unasur y la Celac son herramientas para fortalecer soberanía, de lo contrario no sirven.
La muerte de Hugo Chávez, el 5 de marzo de 2013, ha debilitado el proceso integracionista, ya que Chávez encarnaba una acción militante, basado y sustentado en un sólido pensamiento histórico y geopolítico, y retomó en las nuevas condiciones históricas el continentalismo de Perón. La Comunidad de Estados Latinoamericano y el Caribe es inseparable de la acción del comandante Chávez. Pero la historia no para un día, y tampoco los centros de poder; la historia es un ir y venir dinámico. Nada más erróneo que considerar la historia como algo inerte. Si hay algo que vive, es la historia. Y la historia se llena de poder, rehúye al vacío.
El periodista argentino (nacionalizado estadounidense) Andrés Oppenheimer acaba de realizar una entrevista al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y allí uno se da cuenta nítidamente de que la opción liberación o dependencia está latente, el monroísmo nos quiere acechar, a no descuidarse. Y que las discusiones anglosajonizantes de los “analistas” a nada conducen, porque eluden la verdad. Y como decía Artigas: “Con la verdad no ofendo, ni temo”. Este axioma guía nuestra conducta.
Kerry dice en esa entrevista que en 2014 se cumplirán 20 años del Nafta, Tratado de Libre Comercio de Estados Unidos con México y Canadá, y que Estados Unidos quiere ampliarlo a toda América latina. El plan podría anunciarse para el mes de febrero, cuando está previsto que Obama se reúna con sus contrapartes de México y Canadá, en una cumbre de líderes por realizarse en México.
Estados Unidos, desde la derrota del ALCA en 2005 en Mar del Plata, supo canalizar su derrota y fue firmando pequeños ALCA en forma bilateral con Perú, Colombia y Panamá. Con Chile ya lo tenía.
Obama ha lanzado ahora negociaciones para firmar un acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) con 11 países de la cuenca del Pacífico –casi todos ellos asiáticos, como Japón y Malasia, pero que también incluye países de la costa del Pacífico, como México–, y otro tratado para crear una Sociedad Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP) con 28 naciones de la Unión Europea. Kerry negó que no le haya prestado atención a América latina y explicó que tuvo que atender crisis en otras partes del mundo. Desde que fue designado como secretario de Estado realizó 20 viajes, pero sólo dos de ellos fueron a América latina.
Oppenheimer, conocido por su visión pronorteamericana, celebra la noticia y afirma: “La revelación de Kerry de un posible relanzamiento del Nafta es una buena noticia, si es que se hace en serio. A juzgar por la encuesta de American University, no debería haber excusas para no hacerlo inmediatamente en la cumbre de presidentes norteamericanos que tendrá lugar en México, en febrero de 2014”.
Perón y Chávez están más vivos que nunca; y leyendo en clave estratégica, entenderemos el porqué de tanta difamación de las cadenas mundiales de desinformación. Estado continental o pseudo democracia es nuestro grito de alerta. Es nuestro deber estar atentos. Estados Unidos está nervioso porque no tiene una geopolítica mundial nítida en un mundo multipolar, al que creyó ciegamente unipolar


* Doctor en Educación y en Ciencia política.

HACIA UNA REVALORIZACIÓN DE LO MILITAR EN LA POLÍTICA SUDAMERICANA

Miguel Ángel Barrios y Carlos Pissolito 09.10.2018 Para empezar: Digamos que la forma en que las distintas culturas a lo largo de la...