domingo, 12 de noviembre de 2017

Murió el prestigioso historiador y politólogo brasileño Luiz Alberto Moniz Bandeira

El académico analizó con lucidez la política de su país y de América Latina.
Eleonora Gosman

Diario CLARIN

América del Sur acaba de perder a uno de sus mayores historiadores: Luiz Alberto Moniz Bandeira. El viernes por la tarde sus familiares comunicaron el fallecimiento de este intelectual, para quien bien habría valido el Premio Nobel de literatura para el que su nombre había sido propuesto en 2015 por la Sociedad Brasileña de Escritores. Sin temor a la exagerar, la obra de este gran intelectual representa para la región lo que Eric Hobsbawm fue para Europa. Sus libros son fundacionales si de lo que se trata es de entender las relaciones y los destinos de los países sudamericanos.
Tal vez no sea estrictamente justo comparar la extensa producción de Moniz con aquella de los argentinos Raúl Scalabrini Ortiz, Juan José Hernández Arregui y Arturo Jauretche. Sin embargo, desde el punto de vista conceptual estuvo mucho más próximo a ellos de lo que muchos consideran. Basta ver la propia biografía del escritor brasileño que lo revela como un luchador contra la dictadura militar implantada en su país por el golpe de 1964. Nacido en el nordeste brasileño en 1935, en el estado de Bahía, uno de los trabajos de mayor intensidad de Moniz es “El gobierno de Joao Goulart, las luchas sociales en Brasil (entre 1961 y 1964)”. El mismo había sido asesor en los tiempos de “Jango”. Preso por casi dos años, el intelectual salió en libertad “provisoria”, pero según él mismo cuenta en el prefacio de su libro “Lenin, vida y obra”, que acaba de ser reeditado, eso no le impidió escribir otro de sus textos subversivos: “El año rojo. La Revolución Rusa y sus reflejos en Brasil”, que vio la luz en 1967.

Para los sudamericanos, la obra cumbre sin embargo es: “La formación de los Estados en la cuenca del Plata. Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay”. Luego vendría otro título de similar envergadura: “Brasil, Argentina y Estados Unidos: Conflicto e Integración en América del Sur. De la Triple Alianza al Mercosur”.
Finalmente, el profesor se le animó al planeta con su extraordinario trabajo: “El desorden mundial”. En este libro analiza las consecuencias de las intervenciones militares de Estados Unidos por las que según él entendía la primera potencia mundial “aspira al dominio completo de la Tierra”. En una sentida declaración, el teólogo y escritor Leonardo Boff reveló su pena por “perder un amigo. Fue quien mejor estudió la política externa norteamericana con respecto a Brasil y América Latina”. Murió con “saudades” de Brasil”.

Lo cierto es que en sus últimas entrevistas expresaba tristeza frente a los acontecimientos políticos brasileños: “La ex presidenta Dilma Rousseff fue derribada para que una banda delictiva asumiese el gobierno. Pero la cloaca se rompió y desbordó. El Estado, en Brasil, está virtualmente en descomposición. El Ejecutivo y el Congreso están corrompidos y putrefactos”.

¿Intervenir transnacionales para reconstruir Siria?

por Thierry Meyssan Red Voltaire Aunque muchos se nieguen a verlo así, lo que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca fue su promesa...