jueves, 14 de noviembre de 2019

China actual: entrevista a Gustavo Girado


En el contexto de las 7° Jornadas de Comercio Exterior organizadas por el Consejo Profesional
de Ciencias Económicas (CPCE) de Córdoba el 1 de noviembre de 2019, conversamos con el Mgter. Gustavo Girado sobre la República Popular China, su nuevo rol en los esquemas de poder global y qué lugar cabe a América Latina, y Argentina en particular, en el presente contexto.
  

¿TIENE POSIBILIDAD CHINA DE CONVERTIRSE EN UN “IMPERIO” CULTURAL?
Por grado de alcance a primera vista parecería que sí, pero hay que ser cautos de no analizar a China bajo categorías republicanas, ya que sus nacionales poseen un carácter civilizatorio al respecto. Es decir, no se miran a sí mismos como un Estado Nación, sino como una civilización. Entonces, cuando los chinos se autorreferencian, incluyen asimismo a su diáspora. Si uno tiene en cuenta que en muchos de los países de la región de Asia-Pacífico los chinos constituyen la primera etnia comercial, entonces sí cabe considerar que la cultura china permea gran parte de lo que se consume a nivel mundial.
Ahora bien hay que tener en cuenta las diferencias entre lo que se considera como “imperio cultural” y el desarrollo del soft power, el cual los chinos recién están empezando a desarrollar. Por ejemplo, no podría Huawei, la cual utiliza componentes tecnológicos cotidianos para sus teléfonos móviles, difundirse en el mundo sin un trasfondo de empatía con los valores orientales que fueron los que lo generaron. La categoría de “imperio” no me parece correcta para el momento histórico en el que vivimos y como concepto para describir la forma de desarrollo de la política exterior china.
La etnia china tiene actualmente una fuerte presencia en muchos lugares del mundo, por ende es inevitable que te permeen sus tradiciones y costumbres. Pero si uno va puntualmente al soft power, ejemplificándolo con el desarrollo de los Instituto Confucio, eso recién empieza, sino observemos hace cuánto otros institutos culturales occidentales (franceses, italianos o estadounidenses) tienen presencia en nuestro país y como no nos referimos a ese fenómeno como algo imperialista.
En síntesis, si consideramos entonces a la cultura como un hecho humano, sí podemos afirmar con certeza que hay una fuerte presencia china en el mundo hoy, fuerte en América del Norte, Europa, África y buena parte de Asia lógicamente. Sí hay que decir que esa presencia es escasa en América Latina y más en Argentina.


TENIENDO EN CUENTA EL DESARROLLO EN EL PLANO MATERIAL Y ECONÓMICO, ¿EN QUÉ SECTORES ECONÓMICOS ESTÁ FOCALIZADO HOY CHINA, Y CÓMO LA GUERRA COMERCIAL CON ESTADOS UNIDOS PUEDE AFECTAR ESTO?
Esta pregunta se relaciona con el Plan Made in China 2025, el cual comprende un conjunto de sectores vinculados a la alta tecnología y en los cuales China busca posicionarse a la vanguardia. Entre estos podemos mencionar a las energías renovables, robótica, Inteligencia Artificial, vehículos autónomos, la tecnología 5G, etc. Son aproximadamente 10 sectores que están incluidos en este Plan. Ahora bien, este contexto de conflicto comercial los va a atrasar indefectiblemente, ya que el núcleo de esta guerra (afirmado por el propio Trump) reside en detener el avance chino en estos campos, el cual amenaza la superioridad estadounidense al respecto.

POR ENDE, CONSIDERANDO LA DIRECCIÓN DEL DESARROLLO CHINO, EL CONTEXTO INTERNACIONAL, Y EL RECIENTE CAMBIO DE GESTIÓN EN ARGENTINA, CON UNA RETÓRICA MÁS CONFRONTATIVA PARA CON LOS CENTROS TRADICIONALES DE PODER, ¿PIENSA QUE PUEDE HABER UN ACERCAMIENTO POLÍTICO MÁS SÓLIDO HACIA CHINA, MÁS ALLÁ DE LA TRADICIONAL COOPERACIÓN EN MATERIA ECONÓMICA?
Sí, yo creo que va a haber. Desafortunadamente nuestra situación económica es muy mala. Si esta no fuese tan extrema habría muchas más posibilidades. Esto a razón de que la próxima gestión de gobierno no va a contar con herramientas para negociar y se vería forzado a aceptar cualquier tipo de términos en una hipotética mesa de negociaciones.
Más allá de eso, va a haber una cooperación un poco más sólida simplemente porque el formato de la relación externa que la próxima gestión quiere construir no implica una relación tan estrecha y fuerte con el ordenamiento del hemisferio norte occidental liderado por Estados Unidos, la cual se hizo explícita por la gestión del presidente Macri.
Esto último tuvo sus consecuencias ya que cuando Macri quiso disminuir vínculos con China en favor de los Estados Unidos, no le fue bien. China era el único que financiaba y traía infraestructura sin ningún tipo de condicionalidades, y eso en buena parte se perdió. Las promesas hechas por Trump para el ingreso de productos argentinos, como los limones o los biocombustibles se vieron finalmente truncas. Además, para agregarle a este contexto, Europa permaneció cerrada a los dichos productos, como lo estuvo desde el 2001, acompañado de una ausencia casi total de inversiones de dicho continente en Argentina.

¿ENTONCES QUÉ MODELO POLÍTICO CONSIDERA QUE PUEDE EXPLOTAR MEJOR LAS OPORTUNIDADES DE COMERCIO QUE OFRECE CHINA?
Yo creo que lo puede aprovechar mejor un futuro gobierno de Fernández por lo que han dicho hasta aquí. Juzgando el pasado tendría que asumir que lo que viene es igual a lo que hubo y no tengo por qué pensar eso. La situación argentina es mucho peor pero no es distinta a la de 1989, 1990 y quizá no es muy distinta a la del 2001. Así que no sé si vale medir con la misma vara momentos tan diferentes.

¿QUÉ PODRÍA IMITAR ARGENTINA DEL MODELO PRODUCTIVO CHINO?
Básicamente nada. Pero bien podríamos retomar la vieja historia de planificación que tanto éxito tuvo a nivel institucional. Cuando Argentina planificaba crecía, de Perón en adelante, los ministerios tenían una cultura institucional. Pero la planificación implica tener Junta Nacional de Granos, precios fijados por el Estado para que el pequeño productor no trabaje a pérdida, no es que solamente cuatro genios digan que tenemos que hacer aviones nacionales. Implica todo un plan. Acá hubo planes quinquenales en la época de Perón que en parte fueron exitosos así que uno puede pensar que retomar los planes quinquenales no es una idea descabellada, pero eso enseguida tiene una connotación política casi fascista, estalinista. No tenemos por qué llamarlo así, podemos llamarlos cuatrienales, que respondan a un gobierno entero. Pero ahora no se puede planificar nada, tenés que ver cómo generar recursos para darle de comer a la gente y generar trabajo. Precio sostén, junta nacional de granos, ley de semillas.

 ¿QUÉ OBSTÁCULOS EN LA RELACIÓN BILATERAL HABRÍA QUE SUPERAR?
No se me ocurre a primera intuición. Si es bilateral es gobierno-gobierno, está todo por ganar ahí. Siempre va a haber obstáculos. A nosotros nos cuesta vender, pero la dificultad es nuestra. A ellos les cuesta trabajar con culturas laborales mucho más institucionalizadas que las que tienen allá. Ellos también tienen que superar eso.
  
ES UNA PREGUNTA CONTRAFÁCTICA, PERO TENIENDO EN CUENTA EL CAMBIO DE GOBIERNO Y LAS DIVERSAS CRISIS QUE ESTÁN SUCEDIENDO EN LA REGIÓN, ¿INFLUIRÍA EN LA RELACIÓN CON CHINA QUE ARGENTINA PUEDA CONFIGURAR UN MAPA TERRITORIAL DE FILIACIÓN CON LOS OTROS GOBIERNOS?
No proyectaría. China nos sigue viendo como un conjunto agregado de economías muy extrañas para ellos, con poco apego al trabajo dirían. Pero no comprenden por qué habiendo comida y recursos seguimos siendo un apéndice norteamericano. Si a nosotros nos cuesta entenderlo, más les cuesta a ellos.

¿CREE QUE SERÍA BENEFICIOSO PARA ARGENTINA ROMPER EL VÍNCULO DE INVERSIONES CON ESTADOS UNIDOS Y BUSCAR MÁS INVERSIÓN CHINA?
No creo que sea necesario, hay muy poco vínculo comercial y de inversiones con Estados Unidos, hay solo una fuerte vocación política en la conducción actual que se puede congelar. ¿Qué implica? Estados Unidos usa un brazo financiero que es el Fondo Monetario Internacional para aplicar determinadas políticas en Sudamérica, con mucho éxito hasta ahora, y Argentina decidió políticamente que esto no lo va a revertir, que va a pagar la deuda. Si es cierto que el gobierno norteamericano ha puesto exigencias para seguir apoyando, ahí sí es otro escenario.  Pero yo creo que sería muy equivocado que Argentina se recueste en China para decirle que no a Estados Unidos, no es necesario.






Revolución conservadora y actualidad

                                           Alberto Buela, diciembre de 2019 Hoy, en el reinado universal del progresismo hablar de un...