lunes, 17 de diciembre de 2018

Homero Manzi


Iciar Recalde, diciembre 2018

Homero Manzi fue el país que habitaba. Y su destino. Flor de patriota este gordo poeta. Hombre de convicciones profundas. A la par que borroneaba la poesía de los barrios con “la luna chapaleando sobre el fango”, dilucidaba los mecanismos de dominación extranjera que inmovilizaban la Nación. Porque elegir “no ser un hombre de letras y hacer letras para los hombres” es la única opción en las semicolonias de no claudicar ante la oligarquía y el imperialismo. Manzi lo supo. Su incondicional adhesión a la causa del pueblo se tradujo en defensa del yrigoyenismo frente al avance de la reacción y posteriormente, su apoyo incondicional a nuestra revolución nacional. Hoy, frente a la tarea de recomposición del movimiento nacional que urge ante la avanzada feroz del bloque oligárquico, tipos como Manzi deberían ser hoja de ruta. No sólo para andar silbando las melodías de “Malena”, de “Ninguna” o de “Sur” sino para asentar el rumbo nacional con mentalidad patriótica: “Nos dicen que hay una cosa intocable entre los distintos eslabones de la economía: el gran capital, especialmente cuando se trata de accionistas extranjeros, y por eso es necesario crear la mentalidad opuesta, la mentalidad nacional, que frente a ese argumento diga sencillamente esto: ¡que se vayan a la puta que los parió esos accionistas!”
Agrego: que se vayan a la puta que los parió los que naturalizan un modelo de acumulación donde el 80 % de la estructura económica está controlada por los gringos y sus multinacionales de Martínez de Hoz a la actualidad. Los que no vislumbran y les importa tres carajos fraguar una política de masas que confronte con el capital concentrado. A secas, los que legitiman la entrega de la patria y piensan que el 2019 es la propia, el cargo, la caja, la lista, la encuesta, la imagen, la tv. Puerta abierta para que el voto popular habilite otra vez el saqueo del patrimonio de los argentinos frente a la ausencia de propuesta nuestra, sumada a la división, el sectarismo y bla bla bla que conocemos muy bien. El pueblo argentino carga con demasiados muertos como para suicidarse como inmerecidamente parece proponer la dirigencia actual

El Plan Vida y la experiencia de las manzaneras de la gobernación Duhalde

Aritz Recalde, junio 2019 Revista ZOOM En el mes de septiembre del año 1994 el Consejo Provincial de la Mujer [1] de Buenos Aires...