martes, 4 de diciembre de 2018

SOBRE MINORÍAS INTENSAS Y MAYORÍAS TRANSFORMADORAS...


David Acuña, Noviembre 2018

¿Cuál es el parámetro correcto para establecer la agenda necesaria de las transformaciones políticas que nuestro país necesita? ¿Desde dónde pararse como militantes políticos para pensar la realidad? ¿Qué sucede cuando las mayorías sociales carecen de un proyecto político que las enamore y los cuadros inequívocos que sean la polea de trasmisión entre el líder y las masas?
Soy de lo que sostiene que la valía de una organización política la dan la calidad de sus cuadros en tanto organizadores de poder popular y no la cantidad de adeptos a la misma. Pues cuando una organización logra tener la línea política correcta que conmueva a una porción mayoritaria de la masa social a organizase la cuestión de la cuantía se resuelve de lo aritmético a lo exponencial; y es ahí, con los cuadros correctos que la masa social se vuelve Pueblo. Y en tanto Pueblo lleva adelante un proyecto liberador y una doctrina que le es propia. Es en ese instante en que el Pueblo esta presto a seguir a un líder, y éste permite ser electo por su pueblo... o como bien canta el Martín Fierro:
"Y dejo rodar la bola,
que algún día se ha de parar-
tiene el gaucho que aguantar
hasta que lo trague el hoyo,
o hasta que venga algún criollo
en esta tierra a mandar".

Si se carece de organizaciones, de cuadros y de un proyecto claro, andaremos como bola sin manija tentando la suerte. Y será nuestro destino confundir la agenda propia con las foráneas.
En todo proceso siempre hay una minoría intensa, una especie de élite de pensamiento (tal vez aquella que Jauretche llamaba fubista) que se autoproclama "la verdad", "lo correcto" o "la divina pomada" que piensa en clave de "hay que explicarle al pueblo", "hay que bajar al barrio", "los laburantes eligen burocracia", "el pueblo vota mal" o a fuerza de repetir consignas sin cuerpo remplazan alguna estrategia. En el mejor de los casos son inocuos, en un no tan menor caso son los alcahuetes de todo líder, pero siempre y en toda situación actúan como el comisariado político de todos aquellos que lo rodean. Carecen de autocrítica, sus rostros no se reflejan en el barro de su pueblo y se piensan mejores que él.
Hace poco en una exposición de CLACSO (que no es justamente un Congreso de la Militancia), Cristina Kirchner realizó dos críticas que sonaron bastante disruptivas para muchos de los presentes y como un bálsamo para otros tantos.
Una de ellas fue en torno a la izquierda y la otra en relación al feminismo. Más allá de los considerandos particulares que realizó se puede sacar algo en claro:
a) uno no es de izquierda (y agrego, peronista) o derecha "per se", sino de acuerdo al momento sociohistórico que le toca actuar. Fundamentalmente "uno es" en fusión de lo que se hace, se construye y sobre todo se enfrenta como enemigo concreto. ¿Peleas por la Justicia Social? Entonces somos compañeros.
b) pañuelos verdes y celestes, denotan una contradicción en la sociedad. ¿Lo son también en la militancia? ¿Es una contradicción fundamental al interior del Pueblo? ¿Es la única contradicción? El tratamiento correcto de toda contradicción determina si la misma es antagónica o no. Soy de los que sostiene, que la única contradicción antagónica es con el enemigo del Pueblo. El resto se resuelve con liderazgo y construcción de hegemonía.

En fin... la unidad del campo nacional es factor determinante para que la mayoría social encarne en Pueblo y Doctrina, así es que nos volvemos mayoría transformadora. Al fin y al cabo, como señalara Perón en la Comunidad Organizada:

"La libertad, conquista máxima de las modernas edades, no se produjo acompañada de una previa reestructuración de sus corolarios. Es posible que hubiese cierta improvisación en tal victoria, porque siempre resulta difícil establecer el orden entre las tropas que se apoderan de una ciudad largamente asediada... El hombre puede desafiar cualquier mudanza si se halla armado de una sólida verdad."


El triunfo de Nito Cortizo en Panamá

Eduardo J. Vior El triunfo del Partido Revolucionario Democrático (PRD) en la elección presidencial panameña del domingo 5 devuelve al...