lunes, 24 de abril de 2017

FUNDAMENTOS GEOPOLÍTICOS DEL PORQUÉ EL IMPERIO QUIERE SEPULTAR HISTÓRICAMENTE A CHÁVEZ



Nos parece un compromiso ético y moral con la verdad y con la Patria Grande tratar de explicar lo que está ocurriendo en Venezuela. Desde un principio sentamos posición: no somos neutrales. Estamos convencidos como argentinos y suramericanos, de que estamos viviendo la época de la segunda independencia o independencia definitiva, como nos enseñó Jose Martí. Por lo tanto, consideramos que se puede ser plural desde la no neutralidad. Desconfiamos de aquellos científicos sociales que detrás de la objetividad o desde supuestas leyes de neutralismo científico, esconden los más profundos prejuicios ideológicos. Además, no desconocemos que en las ciencias sociales hay una fuerte supremacía de los marcos conceptuales anglosajones. Recomendamos sobre este tema el gran libro del antropologo brasileño Renato Ortiz, denominado "La supremacía del inglés en las ciencias sociales".
En segundo lugar, siguiendo las enseñanzas de nuestro maestro Alberto Methol Ferre, consideramos que la actualidad no existe por sí misma, sino que la actualidad es siempre actualidad histórica, por lo tanto, no podemos comprender ningún fenómeno social si no implementamos el método retroalimentativo de diálogo pasado-presente y futuro, y futuro-pasado-presente.
Como existe un sin fin de noticias de toda índole con respecto a Venezuela, ha llegado el momento de decir, por lo menos como argentino suramericano, la verdad histórica, con el fin de aclarar en un plano didáctico lo que está ocurriendo, y para aquellos que quieran sacar conclusiones y tratar de comprender los acontecimientos y por supuesto profundizarlos. No pretendemos, seríamos unos analfabetos omnipotentes, pretender el monopolio de la verdad.

Analizaremos bajo una metodología, como dijimos, de tratar de ordenar la información:
- Al leer o mirar las imágenes de lo que ocurre en Venezuela, en forma abrupta, salta nítidamente la siguiente conclusión: un país bajo estado de hambruna estructural, regido por la criminalidad y gobernado por un grupo de "forajidos" liderado por un "orangután" secundado por bandas de asesinos y de soldados que apalean a un pueblo, liderado por dirigentes democráticos y pacíficos, que salen diariamente en pacíficas manifestaciones a arriesgar sus vidas por la democracia, y que se encuentran rehenes del "forajido", autoproclamado "el hijo de Chávez". Este es el mensaje de las grandes cadenas de noticias internacionales de Occidente y por la red de periódicos del sistema interamericano de prensa (SIP). Y es lo que vemos en los diarios todos los días como titulares y en las imágenes selectivas de los medios televisivos.

- Como queremos ir al fondo del problema, analizaremos en un esbozo rápido la historia geopolítica de Venezuela.
Los españoles entran al continente, o sea, a América del sur, en 1798 a través de Venezuela. Este dato geopolítico es central porque Venezuela tiene la particularidad única de reunir tres condiciones geopolíticas simultáneas que la hacen única: es caribeña, es suramericana y es latinoamericana. La Capitanía de Venezuela dio entre otras muchísimas figuras, a uno de los más grandes antecedentes de las futuras primeras independencias junto a Tupac Amaru, el zambo Jose Leonardo Chirino, quién encabezó en mayo de 1795 un movimiento armado político-social independentista en las serranías de Coro, y fue descuartizado por orden de la Real Audiencia de Caracas el 10 de diciembre de 1796.

La independencia de Venezuela se realizó el 5 de julio de 1811, siendo la primera región de Hispanoamérica que se independiza. Queremos destacar que en el acta de la independencia se denomina al nuevo Estado "Confederacion Americana de Venezuela en el continente meridional...". Por supuesto, se desprende la figura legendaria de Francisco de Miranda, el Precursor, y la del venezolano nacido en Caracas, el Libertador Simón Bolívar.
Como sabemos, la gesta libertadora de Bolívar es simultánea a la del otro libertador, José de San Martin, quienes bajo la bandera de unidad en la independencia continental triunfan en la primera independencia, haciendo la salvedad de que San Martin entrega sus ejércitos a Bolívar debido a la falta de ayuda del puerto de Bs.As. con Rivadavia. Y así fue que llegamos a la batalla de Ayacucho de 1824. San Martín consideró a Bolívar como el "hombre más grande que he conocido" y hasta el fin de sus días tenía un retrato de Bolívar en su habitación.
- En 1826 fracasa el intento de Bolívar en Panamá de crear una Nación de Repúblicas, es decir, la primer independencia no se tradujo en la independencia integral sino en una independencia nominal. Y tal como el Libertador avizoró geopolíticamente en la Carta de Jamaica, nos convertimos en Republiquetas. Es decir, entramos en el orden neocolonial creado por Inglaterra, en el cual exportábamos materias primas a cambio de productos industrializados, nos dividimos y fragmentamos transformándonos en una nación inconclusa, y se iniciaron las guerras civiles, para desconocernos a nosotros mismos. Bolívar moría en el "laberinto", como nos describió el genial Garcia Márquez en su novela histórica "El general en su laberinto."
- Venezuela entra en una fase de luchas intestinales interminables como toda Suramérica. Nada quedaba del Libertador. El punto más alto de la destrucción fue la Guerra Federal (1859-1863), donde las fuerzas sociales llegaron al límite del enfrentamiento. La campaña del caudillo campesino, el general Ezequiel Zamora (un Artigas venezolano tardío) por la democracia social y el igualitarismo fue legendaria. La derrota de Zamora es la derrota de los viejos caudillos para abrirse el liberalismo. Zamora en el fondo es una síntesis de Artigas y de López Jordán.
El constructor del Estado venezolano -es decir, lo que sería Julio Roca en Argentina- es Antonio Guzmán Blanco. Hablamos de un Estado que es la contraparte de lo que había planificado el Libertador. Estados que son lo poco que se puede salvar de una tragedia histórica. Nuestros Estados, sólo tienen de Estado-Nación el nombre, en verdad Estados agroexportadores inviables, sin soberanía y con fachada democrática. Era el reino del liberalismo económico y del positivismo pedagógico, en suma del poder inglés.
 La tragedia venezolana fue tan monumental, que en el año 1903 los ingleses, alemanes e italianos bloquean Venezuela para bombardearla con el fin de cobrar las "deudas" a cañonazos. Así surge desde la Argentina la Doctrina Drago, que establece que no se puede cobrar las deudas de los Estados a cañonazos.
- Toda la primera mitad del siglo XX, Venezuela soportó una de las dictaduras más sangrientas de América del sur, la del tirano Juan Vicente Gómez. La generación del 900 tuvo como a uno de sus integrantes ilustres a un grandioso venezolano, redescubridor de Bolívar, a Rufino Blanco Fombona. Este período oscuro se lo conoce como gomecismo. Es un país agrario, dependiente de las oscilaciones de sus dos principales productos, el cacao y el café. En la década del 30 del siglo XX, Venezuela, según todos los estudios, era la misma de la década del 30 del siglo XIX: campesina, analfabeta, pobre.
- En la década del 30 aparece en plenitud en Venezuela lo que se veía venir, la explotación del petróleo, transformando un país agrario en un país genuinamente rico en recursos, que fue llamado la VENEZUELA SAUDITA. Y es inentendible la evolución política del país sin la riqueza del "oro negro".
Juan Pablo Pérez Alfonzo, conocido como el "El Padre de la OPEP", fue un experto en temas petroleros que ejerció influencia en la década del 50 y 60, y fue impulsor de la OPEP y representante de un nacionalismo petrolero. Sin embargo, advierte que los gobiernos creaban una cultura rentística de extractivismo sin resolver las cuestiones de fondo.
El título de uno de sus últimos libros fue "Hundiéndonos en el excremento del diablo" (1976). Allí denuncia, entre otras cosas, que los gobiernos despilfarran el petróleo para aumentar sus ingresos fiscales y, por ello, que nos hundimos en el excremento del diablo.
- La dictadura de Marcos Pérez Jiménez en la década del 40 marca un antes y un después en Venezuela en lo político. Por un lado, la persecución política a algunos sectores, y por otro lado, las grandes realizaciones. Podemos decir que Venezuela entra a la modernidad en lo que hace a la planificación y grandes obras del siglo XX con Pérez Jiménez.
- En 1958 toma forma política la Venezuela saudita, ya con el "excremento del diablo" reinando la economía a través de concesiones leoninas a monopolios norteamericanos e ingleses que beneficiaban a una élite. A la élite política que el 31 de octubre de 1958 se reúne en Punto Fijo -nombre de la residencia de Rafael Caldera- a firmar el pacto de alternancia llamado Pacto de Punto Fijo. Allí, el dirigente de Acción Democrática, Rómulo Betancourt, y el del socialcristianismo COPEI, Rafael Caldera, firman el acuerdo.

La "República de Punto Fijo" benefició enormemente a un 20 % de una clase media y alta opulenta de Caracas vinculada a Miami. Venezuela, además de beneficiarse con la renta petrolera convertida en "excremento del diablo", exportaba novelas románticas, miss universo con cirugía estética, y músicos al mercado hispano de los Estados Unidos. El balance de la Venezuela saudita fue: 70 % de analfabetismo, 60 % de desnutrición, inexistencia de hospitales, 40 % de indocumentados, y una clase media y alta anclada a la economía de Miami -a dos horas de distancia de vuelo de Caracas.
Pero, lo peor, y esto hay que decirlo sin medias tintas, nunca hubo democracia en Venezuela, ya que el porcentaje de participación en el acto eleccionario era menor del 20 %.
Y además, también esto es importante no dejar pasar, la Venezuela saudita traducía tal estabilidad que nunca hubo un golpe de estado, en el momento del apogeo de la doctrina de seguridad nacional. Por supuesto, que el ochenta por ciento de las ganancias se las llevaban las grandes petroleras, vía contratos humillantes.
- El caracazo de 1988 es el antecedente del 2001 de la Argentina, significa en esencia lo mismo que la caída del muro de Berlín para el bloque soviético, nunca más los planes neoliberales en América Latina. El caracazo despedazó la "República de Punto Fijo" e hizo implosionar los partidos políticos. Y Venezuela quedó sin sistema político.
- La irrupción del Comandante Hugo Chávez Frías en la historia venezolana es inexplicable sin el agotamiento de la Venezuela saudita y la implosion de los partidos políticos. Es un líder político militar que surge de las clases populares, muy común en los ejércitos latinoamericanos, retomando el cauce histórico de la Venezuela profunda que había quedado detenida en la Guerra Federal.
- Se alinea en lo que llama el árbol de las tres raíces: Simón Rodríguez, Simón Bolívar y el general Zamora, y otorga a Venezuela una hoja de ruta estratégica que no tenía desde la época de Bolívar: apunta al Mercosur, es figura fundamental de la Unasur y es el creador de la CELAC -Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños-, y simultáneaneamente del ALBA -Alianza de los pueblos de Nuestra América en el Caribe-. Enseñó a los venezolanos y a los latinoamericanos que la frontera de Venezuela no es el mar Caribe, sino la "República Imperial", ya que el mar Caribe es norteamericano (es la Doctrina Mahan).
- En pleno auge del consenso de Washington se transforma en un precursor de un nuevo "orden" mundial multipolar que rompa con la hegemonía de los EE.UU. en la posguerra fría, apostando a un diálogo de América Latina con China, Rusia, India, etc.
- Inaugura una diplomacia activa de ayuda concreta a los nuevos presidentes latinoamericanos como Kirchner, Morales, Correa, Lugo, Mújica, elevando su cristianismo y "entendiendo la política como la dimensión más profunda de la caridad", como dice el Papa Pablo VI. Puede ser discutible si era lo que estaba primero la Patria Grande o su Patria chica, pero así fueron los hechos.
- Podemos afirmar sin dudas, que así como consideramos a Perón el estratega del continentalismo, la historia reservó el lugar al "negrito de Sabaneta" como el geopolítico más importante que dinamizó el proceso integracionista en el período posconsenso de Washington, salvando a América Latina de la absorción por parte de los EE.UU. a través del ALCA.
- En el orden interno, el Comandante Supremo inauguró la democracia política, la democracia social y la democracia económica en Venezuela. Por primera vez hubo democracia, con una participación de más del 90 % de los venezolanos; por primera vez la Venezuela profunda se siente actora y protagonista de su propio destino bajo el liderazgo de su conductor histórico -porque se hacía inseparable su nombre de Bolívar-, y el Estado por primera vez distribuye los recursos para la población a través de las nacionalizaciones. Esto es indiscutible.
-Sin embargo, en su gloria está la tragedia. Su muerte ha sido una tragedia para América Latina porque se paralizó el proceso integracionista. Era demasiado para un solo hombre. Y en Venezuela, en su país chico, no pudo romper con el "excremento del diablo". La cultura rentística, no pudo generar un país industrial. A pesar de que lo intentó y lo estimuló, muchos años de forma de vida no se cambian de un día para otro. Sus últimos días, en mi opinión, fueron sus días de tristeza final. Me refiero al duro análisis en el discurso de Giro de Timón, cuando dice: o Cultura Geoestratégica o el caos. Era la visión de un hombre que miraba la historia desde las alturas. Su gloria fue su tragedia y su tragedia es su gloria.

- Sin embargo, su muerte física fue bastardeada por miles de difamaciones cotidianas. Hay que sepultar históricamente para siempre todo lo que se llame Chávez, porque se trata de un símbolo inmortal de la independencia definitiva o la nada.
Aquí no se trata de apreciar negativa o positivamente al actual gobierno constitucional de Venezuela, no es nuestra incumbencia. Se trata de la responsabilidad del pueblo venezolano. Pero denunciamos con todas las letras que no se dice la verdad.
Y la verdad es que en Venezuela se están aplicando las técnicas de guerras de sabotaje y de caos elaboradas por el general de la CIA, Gene Sharp, en su libro "De la tiranía a la democracia". Son técnicas terroristas novedosas que se filtran en diferentes terrenos, ya probadas en la revolución de los "colores" en Europa y en la "primavera" árabe.
-Pero además, denunciamos el trabajo titulado "Operación Venezuela Freedom-2" del Comando Sur de los EE.UU., para que el gobierno constitucional de Venezuela deje el poder. Del documento se desprende la realización de una campaña propagandística nacional e internacional en contra del gobierno de Venezuela y su "violencia"; insistir con un gobierno de transición; generar al máximo la tensión con escasez de agua, alimento, electricidad; y la aplicación de la Carta Democrática de la OEA, como "lo convenimos con Almagro".
- Los sucesos iniciados el 19 de abril pueden definirse de una sola manera: actos terroristas. Y han fracasado por la acción patriótica de las Fuerzas Armadas Bolivarianas atadas al orden constitucional, como les enseñó su Comandante eterno, y por un pueblo que posee la capacidad de movilización, más allá de todos los errores o no que se cometieron, de ser sujeto de la historia y no objeto, y esto es solo explicable por la extraordinaria pedagogía política que ejercía el Comandante horas y horas, de que debían conocer la historia, formarse, conocer. Por eso, esto no se puede entender solo desde la variable económica, sino profundamente histórica.
- Por eso a Chávez hay que matarlo históricamente. De ahí tanto odio. De ahí tanto resentimiento. De ahí tanta furia mediática internacional. Y tantas mentiras. A tal punto de tapar actos terroristas.
- Por supuesto, la única vía, una vez más, es siempre el diálogo.
-Por último, condenar como argentino la hipocresía e inmoralidad del gobierno argentino y de otros gobiernos en lo que respecta a mirar con un solo ojo lo que ocurre en un país vital de la Patria Grande. O de lo contrario, pensar que se está de acuerdo, que hay que sepultar históricamente al Comandante. Sin embargo, la historia, tan justa y tan cruel, ya le ha dado un lugar monumental en la historia grande de Nuestra América.



(*) El profesor D. Miguel Barrios (Argentina), es Doctor en Educación y Doctor en Ciencia Política. Ha escrito más de quince obras de política latinoamericana entra las que se encuentra "Hugo Chávez: Pensamiento histórico y geopolítico" con Prólogo de Jacinto Perez Arcay, siendo considerado por la crítica como uno de los referentes del pensamiento latinoamericano.

El Estado Continental Industrial en la concepción geopolítica de Alberto Methol Ferré

Sebastián Torres, Miguel Ángel Barrios De ALAINET.ORG Introducción El concepto de Estado Continental Industrial (ECI) de Alberto ...