martes, 11 de julio de 2017

Alberto Methol Ferré y Juan Perón

Aritz Recalde, junio 2017

En el año 1989 el entonces gobernador de la Provincia de Buenos Aires Antonio Cafiero, convocó un ciclo de discusión “Simposio a 40 años de la comunidad organizada: proyecciones del pensamiento nacional”. En ese marco, el intelectual uruguayo Alberto Methol Ferré (1929 – 2009) dio las palabras introductorias al panel de debate “Proyección de la Argentina en el mundo: integración y unidad nacional”.
Methol Ferré se inscribió en la línea histórica del “federalismo de Oribe, que fue el Comandante en Jefe del Ejército de la Confederación Argentina, porque nosotros éramos “argentino – orientales”.  
La ponencia del pensador oriental está centrada en un discurso que dio Juan Perón en el año 1953 en la Escuela Militar. En dicha oportunidad el mandatario argentino se refirió a las vinculaciones de la Argentina con Chile de Ibáñez y con el Brasil de Getulio Vargas.
Ferré mencionó que la creación del Uruguay independiente se originó como parte de las disputas entre la Confederación Argentina y el Imperio del Brasil. Éste último gobierno ocupó el territorio oriental y la bautizó Provincia Cisplatina.
Aprovechando las internas políticas y las guerras entre los gobiernos iberoamericanos, el imperio inglés “ayudado por la oligarquía unitaria porteña”, impulsó la creación del Uruguay emancipado de ambos países. La estrategia británica de fundación del Uruguay se integró con la ocupación colonialista de Malvinas del año 1833. La dominación neocolonial se mantuvo por décadas al punto de que Methol destacó que en la segunda posguerra mundial “éramos el último baluarte del Imperio Británico”.  
La decadencia inglesa y el avance de los EUA en la región generaron nuevas dificultades al Uruguay, por el hecho de que los norteamericanos eran exportadores de cereales y de carnes. Methol destacó que “no éramos funcionales con el nuevo imperio”.
En este nuevo contexto internacional, Ferré consideró que Perón postuló por primera vez en la región la creación de un orden político por fuera del “marco británico”. En la óptica del líder argentino había que hacer una revolución nacional, poniendo en movimiento la industria pesada, la siderurgia y el petróleo. Ferre desatacó que Perón le dice al ejército que la Argentina era un país pobre y débil “cuando la Argentina en aquella época creía que era el centro del mundo. Buenos Aires era el París Latinoamericano. Lo creían todos menos Perón”. Con este diagnóstico Perón manifiesta que “que solamente con el entendimiento con Brasil, es posible superar la nueva fase histórica y que viene la época de la superación de las naciones”.
Perón avanzaba en la certeza de que la unidad latinoamericana sería el único reaseguro de la revolución nacional industrialista. Methol destacó que Perón “empezó a pensar que Argentina era una patria chica” y a partir de ello es que “le dice al ejército, especialista en fronteras, no en defensa nacional” que “hablamos con Vargas y acordamos que si era necesario suprimir las fronteras, las suprimimos”.

Methol Ferré concluyó su ponencia sosteniendo “que me parece que los peronistas no le han sacado el jugo a Perón, que los pensamientos centrales de Perón han sido muy poco desarrollados. Yo, al revés de mis compatriotas en Uruguay, que pensaban siempre qué lástima que Argentina un país tan grande tenía un conductor tan pequeño como Perón (esa era la opinión uruguaya), a mí me asombraba que un país tan pequeño como la Argentina tuviera un conductor tan grande”.

EEUU deja caer su máscara en Venezuela

Extraido de Sputniknews La disposición de Washington de bloquear los pagos en dólares por el petróleo venezolano será un gran golpe p...