lunes, 24 de julio de 2017

LA PÉRDIDA DE SOBERANÍA NACIONAL, LOS PUEBLOS LA SUFREN CUANDO DESCUBREN QUE HAN SIDO COLONIZADOS

         Jorge Rachid 

1-     Tener Soberanía significa la capacidad de tomar decisiones si depender de terceros dominantes. Esto sucede desde las medidas más trascendentes como las Constituciones Nacionales hasta las políticas de Mercado y el rol del Estado. Como vemos Soberanía no es algo intangible, sino una situación que domina nuestras vidas cotidianas, desde el salario hasta la educación, pasando por la salud o los derechos básicos de la vida.
2-     Por eso la Soberanía Política, una de las tres banderas del peronismo es la base que consolida las políticas de Justicia Social, marco necesario, indispensable con la ampliación de derechos sociales de los cuales el peronismo es tributario, porque es su razón de ser y permanencia en el tiempo. De la misma manera, ambas banderas son los puntales necesarios para la Independencia Económica, herramienta esencial de políticas nacionales autónomas.
3-     La disputa por la Soberanía Nacional, es parte de la historia de la parición de la Patria Grande ya que su NO concreción en el siglo XlX se debió justamente a la operación de poderes internacionales sobre nuestro territorio americano, de la mano del Imperio Inglés, Portugués y Francés, ante la pérdida de poder colonizador de España. La nuevas formas de colonización fueron como hoy, económicas y fragmentando territorios antes comunes, constituyendo países tapón como Panamá o Uruguay entre otros.
4-     La luchas intestinas nunca fueron exclusivamente locales, sino estimuladas por acciones que dirimían desde afuera, intereses que se jugaban en nuestro país: El crédito de la Baring, la explotación de Famatina, al apertura de los puertos y la Aduana dedicada al “compre hecho”, con deterioro de las economías regionales, explican las guerras civiles que llenaron de sangre el suelo argentino. Como ayer hoy, la colonización sigue el mismo camino.
5-     Nunca fuimos sometidos por las armas, dicen los libros, olvidando los hechos que nos dieron territorio nacional ocupado militarmente como Malvinas o la Isla Martín García que tuvo que devolver el Reino Unido después del desastre de su incursión por el Paraná para “liberar los ríos interiores”, que sólo los patriotas como Rosas, Mansilla y 200 mártires caídos en las batallas de Obligado, Quebracho y Tonelero, impidieron el éxito del enemigo. Sin embargo lo conseguido en el campo de batalla, fue vendido por la política cipaya, en la mesa de negociaciones. Así fue a lo largo de la historia.
6-      Soberanía entonces, se escribió con luchas y entregas, avances y retrocesos. Perdimos la Provincia Oriental entregada por Sarratea, Alvear y el Ministro García, para eliminar a Artigas. Bolivia fue entregada por Rivadavia al ordenar volver al General Belgrano en 1811 cuando Juana Azurduy le pide ayuda, sólo en 1826 Sucre y Bolívar liberan el territorio. Rosas quiso conservar al Paraguay, pero fue arrasado por la Guerra de la Triple Infamia después de Caseros y más tarde Pavón. Había que dar un escarmiento al único país industrializado de nuestra América. Como hoy con los llamados “populismos”, avasallados por los ejércitos mediáticos, judiciales y financieros.
7-     Cualquier política de Liberación Nacional hiere intereses consolidados desde la Dependencia. Si se controlan los Puertos o el Comercio Exterior, si la política monetaria es autónoma y los Bancos son todos nacionales, si los tres territorios soberanos son controlados por el estado: tierra, aire y mar, la Soberanía se consolida. Si el trabajo es el ordenador social y se instala el círculo virtuoso de la economía, donde el capital está al servicio de la economía, ésta al servicio del estado que DEBE estar al servicio del hombre, la Soberanía se afianza.
8-     Todo lo contrario sucede hoy en cuanto a los avances y retrocesos del tema que define la vida de las futuras generaciones de argentinos. Se dice con liviandad que estamos ante un cambio de época, en donde el neoliberalismo vuelve a depositar sus garras sobre el territorio americano. En realidad el Imperio norteamericano está retrocediendo en el mundo, las crisis de los países centrales, en especial europeos, las pérdidas de las batallas, en guerras salvajes desplegadas contra pueblos indefensos, el avance del mundo multipolar con líderes económicos como China, militares como Rusia, Turquía, Irán, Norcorea, Paquistán o India, hacen retroceder a EEUU hacia su patio trasero, América Latina.
9-     Se atrinchera entonces el Imperio en nuestros territorios, Brasil y Argentina en especial, desplegando una guerra sobre Venezuela, consolidando su presencia en Chile, Perú, Colombia y México, con nuevos Tratados Bilaterales y la presión de sus organismos de crédito multilaterales como el FMI o el Banco Mundial. Ponen en marcha la lV Flota, despliegue militar ofensivo sobre los pueblos Latinoamericanos, como en los años 70 cuando la Escuela de Panamá formaba dictadores a futuro y la Doctrina de Seguridad Nacional promovía golpes de estado con dictaduras sangrientas que protegiesen sus intereses.
10- Inventaron en los 80 el Consenso de Washington pero con democracias limitadas, aunque valiente para decirles No al ALCA y promover 200 años después la Patria Grande en el UNASUR. No lo toleran, acuden al espacio simbólico para convencer a los pueblos que ser libres es costoso, que ser soberanos es una soberbia nacionalista, que es bueno ser colonizados del mundo, antes que libres del sur. Tener pensamiento americano es criticado, es “negro”, “criollo”, ser crítico de lo “políticamente correcto”, por eso el desarrollo industrial debe ser enterrado, el trabajo flexibilizado, la I+D entregada al extranjero que “si sabe”, los derechos sociales acotados a la beneficencia, entre otras claudicaciones nacionales del gobierno actual y sus socios de todos los sectores. El Movimiento nacional con el peronismo junto a los trabajadores, los movimientos sociales y la memoria reciente, impedirán esa claudicación cipaya del macrismo.


El ARA San Juan selló su suerte en la Guerra de las Malvinas

Por Patricia Lee Wynne Extraído de SPUTNIK  El ARA San Juan yace en el fondo del Atlántico Sur porque la OTAN, Estados Unidos y G...