domingo, 28 de mayo de 2017

LA PATRIA ES EL LOCRO


25 de mayo 2017
Ernesto Jauretche

 No parece, pero este 25 de mayo es crucial; puede llegar a ser histórico si la unidad que entusiasma al pueblo movilizado contagia a las dirigencias políticas.

 Mientras, tengámoslo presente, la Patria estará a todo lo largo y ancho del país en esas mesas de tablón y caballete de los modestos locales peronistas,  sobre la tierra mojada y bajo El Sol del 25. Allí comulgarán en la escudilla humeante del locro criollo, el pan que cruje y el vaso de vino, tendencias y  proyectos y, sobre todo, los sueños de nuestro pueblo.
 Cuchara en ristre los humildes de nuestros barrios, fábricas, escuelas y talleres discutirán sobre el camino a recorrer para ahuyentar de una vez y  para siempre a la jauría de malhechores ávidos de sangre obrera que nos gobierna.
 En esa hora crucial, saboreando el locro, nos estaremos juntando todos: será –en acto- la unidad teórica tan alardeada en los mentideros de la política profesional.

 LOS ACONTECIMIENTOS Y LOS PRESAGIOS
 La Provincia de Buenos Aires definió, a través de un decreto, cuándo serán las elecciones legislativas 2017. Como es costumbre nuestro Distrito, que concentra el 37% del padrón nacional, irá a las urnas en la misma fecha que para la elección de cargos nacionales.
 Las urgencias desvelan a dirigentes de todos los partidos.
 El 14 de junio vence el plazo para la presentación de alianzas electorales y el 24 para anotar los nombres de los candidatos. ¡Falta menos de un mes!

 Se elegirán, en total, 23 senadores provinciales, 46 diputados provinciales, 1.097 concejales y 401 consejeros escolares.
 Las PASO quedan previstas para el próximo 13 de agosto; las elecciones generales serán el 22 de octubre.
 Mientras, seremos espectadores de una danza de candidatos.
 Por CAMBIEMOS, hasta ahora, como Senador nacional proclamado por Macri, se proyecta Esteban Bullrich, actual ministro de Educación de la Nación -obvio aspirante al sacrificio-. A Diputado nacional aún no hay definición, pero Facundo Manes, neurólogo de origen radical autor de un libro titulado “El cerebro argentino”, corre en punta. Entre otros posibles candidatos juegan la ignota Gladys Gonzalez y Graciela Ocaña, ex ministra de Salud y actual legisladora de la Ciudad de Buenos Aires.

 En las cúpulas del FRENTE RENOVADOR, tal vez anunciando su declinación, las cosas aparecen más claras: Senador, Sergio Massa; Diputados, Margarita Stolbizer y tal vez Facundo Moyano y Felipe Solá.
 Más allá de las especulaciones meramente electoraleras, el espacio FPV- PJ encierra el histórico dilema: liberación o dependencia
 Cristina Kirchner es la única en los sondeos que retiene, como mínimo, la fidelidad de parte decisiva de los votantes del Frente para la Victoria. El único que lo duda es Marquitos Peña. Según todas las encuestas es indiscutible ganadora en cualquier escenario. Entonces, criticarla o rivalizar con ella equivale a enemistarse con el electorado kirchnerista cautivo.
 Como resultado de esta singular circunstancia, diversos pedazos de un peronismo libanizado arriesgan no muy imaginativas combinaciones, de puro cuño coyuntural. Por otro lado, la amenaza de un peligroso devenir no está ausente en el escenario preelectoral.

Cristina/Scioli
Cristina/Magario
Cristina/Randazzo

Las PASO, una elección primaria de todos contra todos. Y adiós todas las esperanzas.
  Por último, como escribió en esta misma página Antonio Muñiz, se perfila la lógica de “los partidos de orden, claramente manifestada por el Frente Renovador, pero también en sectores de la CGT y dirigentes que conviven dentro de las estructuras del PJ tradicional... La apuesta de estos sectores es ser, cuando la crisis genere la debacle del macrismo, el recambio ordenado y garantista de que los intereses de los grupos dominantes no serán tocados”.
 Dentro de este panorama electoral, que debería ser propicio, nadie en el espacio peronista se ha hecho cargo de abordar los tópicos fundamentales de la política: identidad, compromiso y utopía. El campo nacional y popular no consigue hacerse escuchar en la superestructura política.

 EL DEBATE QUE NOS ESTAMOS DEBIENDO
 Apuntamos aquí algunos tópicos centrales a tener en cuenta, sólo como piso de una reflexión que recién empieza.

1.- Es indiscutible que toda propuesta de unidad debe partir de considerar que el kirchnerismo, a partir de su arraigo histórico debido a la memoria de Néstor y de las cuantiosas adhesiones que despierta Cristina, es de todas las  vertientes actuales del peronismo la más –si no la única- estructurada y robusta.
2.- Ningún sector del peronismo, excepto en cierta medida el kirchnerismo -entendido como corriente de pensamiento en su más amplia apreciación, aún discutible-, está en condiciones de enarbolar un alegato siquiera rudimentario de un eje ideológico del movimiento.
 3.- La convocatoria al arranque de una reconstrucción orgánica de la unidad del peronismo carece de un sujeto político claro y de un núcleo duro ordenador con autoridad; no puede renunciar a Cristina, aunque no se comparta el carácter político del séquito que ella ha elegido.
 4.- Los debates se darán en el seno de la militancia, en todos los niveles y escenarios, durante el fragor y la emoción de la batalla, bajo las luces vacilantes de ideas en pleno proceso de elaboración; no se descarta su aporte, pero no es en cenáculos intelectuales, academias ni sectas
iluminadas donde el pueblo encontrará sus nuevos cuadros de conducción.
No cabe duda que el poderío peronista no estuvo nunca, no está ni estará en las estructuras jurídico-legales del sistema político demo-liberal argentino; está en el territorio, en las organizaciones sociales, en las comisiones internas sindicales, en los lugares de encuentro y militancia de las mujeres, la juventud y los estudiantes: EL MOVIMIENTO. De todo ello, con
acuerdos y desacuerdos incluidos, ni se habla. Esto es, no se está considerando lo principal que demanda la construcción partidaria.
 Nadie reclama unanimidad; sí es imprescindible un diálogo profundo para debatir una caracterización del presente y una abierta y leal predisposición a la crítica de la pasada experiencia.
 No se debatieron los objetivos estratégicos ni las tácticas a seguir por parte del peronismo unido, no se definieron contenidos de un programa para llevar adelante desde los cargos conquistados, no se establecieron compromisos de lealtad partidaria, no se habla de sanciones a quienes
 traicionen la voluntad de sus electores.

 UN PÁRAMO DE IDEAS
 Un páramo de ideas, sí, pero la única verdad es la realidad. Alguien dijo  que un político es aquel capaz de operar a un enfermo con un hueso afilado a la luz de una vela. ¿Qué tenía el coronel Perón en 1943? ¿Con qué empezó Néstor Kirchner en 2003?

 Daniel Scioli sufre en estos momentos una violenta ofensiva mediática por sus desprolijidades en el terreno privado. Quizás esté a tiempo de recomponer su figura pública; lo que no se puede asegurar es que también sea capaz de recomponerse como candidato.
 Verónica Magario tiene que remontar desde La Matanza una fuerte campaña para hacerse conocer en el resto de la provincia. Tiene destacados méritos, entre los que no es menor el de ser una figura joven, nueva y, para más, mujer.
 Depende de la capacidad negociadora y la lealtad de Fernando Espinosa.
 En este momento el mayor enigma lo representa una posible presentación de Florencio Randazzo, que acumula apoyos que lo hacen sospechoso de querer competir, incluso, con Cristina.
 Viene acumulando poder o, al menos, aliados destacados. Hay tres intendentes que juegan con el exministro del Interior: Juanchi Zabaleta (Hurlingham), Gabriel Katopodis (San Martín) y Eduardo “Bali” Bucca (Bolívar). Y cuenta con el aporte de Alberto Fernández, fugado del massismo, y de Héctor Daer, triunviro de la CGT.
 También tiene enemigos jurados: un representante de la Cámpora, diputado nacional, lo calificó como “el candidato de Clarín”.
  En el medio, están a la espera de la decisión de Cristina los que se denominan Grupo Esmeralda como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Juan Pablo de Jesús (partido de la Costa).
  Otro intendente de importante distrito del conurbano, hoy alineado con Ranzazzo, espera la decisión de la ex presidente. "Si ella es candidata, yo y varios intendentes más tenemos definido acompañarla. Pero si Cristina no está, todo se pone en discusión y la negociación cambia".
  La mayoría de los candidatos piensa que la ex mandataria no será candidata.
 Que pone mucho en juego para una elección de medio término y que una posible derrota le quitaría el poder de convocatoria que aún conserva y que guardará para 2019.
  Con o sin Cristina a la cabeza de las listas, la perspectiva de la unidad del peronismo o su dispersión se librará en acuerdos y desacuerdos en estos temas. Pero ni el triunfo ni la derrota electoral modificarán el rumbo del movimiento nacional y popular sin una profunda introspección de las direcciones políticas de toda laya.

Elecciones PASO 2017

Iciar Recalde, agosto 2017 Algunas reflexiones generales para PENSAR en términos colectivos NO para que me puteen con la perorata de si...