lunes, 8 de mayo de 2017

Macri, Perón, los parásitos y la/s bestia/s*

Por Juan Godoy 

(*) Publicado originalmente en Revista Zoom. Mayo 2017.

            El 1º de mayo pasado el Presidente Mauricio Macri realizó un acto en conmemoración del día de los trabajadores en el micro estadio del Club Ferrocarril Oeste, aquel ferrocarril que, ¿sabrá el Presidente?, fue el primero en nuestro país (inaugurado en 1857), y pertenecía a la Provincia de Buenos Aires, siendo un modelo de ferrocarril (era la línea con más lujos, con pasajes y fletes más baratos, etc.), contrariando la idea que trae nuevamente el macrismo (y con la cual iba a ser privatizado por Juárez Celman), que “el Estado es mal administrador”, y también como demostró Scalabrini tirando “por la borda” la idea que los británicos desarrollaron nuestros ferrocarriles.
            Allí el Presidente estaba acompañado por parte de su Gabinete de CEOS, y algún que otro representante de la patronal (¡perdón! decimos de los “trabajadores”). Observando la foto se destaca el gran número, en relación a los que están en el escenario, de sujetos vinculados al esclavismo, la trata de personas, el trabajo no registrado y/o la precarización laboral[i]. Esto no en términos simbólicos, sino reales.
Veamos, estaba allí Ricardo Buryaile, integrante de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y hoy Ministro de agroindustria, aquel que en 2008 por no pagar unos pesos más de impuestos llamó a disolver el Congreso y que fue denunciado por tener en sus extensos campos formoseños trabajadores no registrados y en condiciones de esclavitud[ii]. El “organizador” del acto Gerónimo “Momo” Venegas, ligado a la centenaria entidad que nuclea a los patrones del campo (la Sociedad Rural), al mismo tiempo que “representante” de un sector con más del 70% de trabajo no registrado, enorme cantidad de trabajo infantil, y pésimas condiciones de trabajo, llegando a situaciones de esclavitud siendo el mismo “Momo” cómplice de esta realidad[iii]. No asistió al acto, probablemente por estar lejos o quizás porque al parecer se alejó del Gobierno en los últimos meses, el nombrado por Macri como Embajador en España (ex Gobernador de Misiones): Ramón Puerta, también denunciado por trata de personas y trabajo esclavo[iv]. Ignoramos si andaba por ahí uno de los principales sostenes y aliados a la Alianza Cambiemos: el Presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere en cuyos campos se encontró trabajo esclavo[v]. También se dejan ver en la foto, la conocida Patricia Bullrich, hoy Ministra de Seguridad, ayer recortadora de los salarios estatales y las jubilaciones.  Asimismo, podríamos nombrar al mismo Presidente, cuya esposa (hoy Primera Dama), ha sido denunciada por “La Alameda” por trabajo esclavo[vi], o él mismo que se dejó fotografiar en el “prostíbulo” de Raúl Martins, denunciado por su propia hija por proxenetismo y por regentear una red de trata de personas, también denunciado como por financiar la campaña de Macri[vii]. Podríamos seguir, pero paremos aquí, pues no queremos abrumarlo con los datos, y nuestra intención aquí (más allá que esté vinculado), es más bien dar cuenta de otra cuestión.
            Nos referimos a que el Presidente en su discurso hizo mención (¡Ay!) a Juan Perón y citó una frase del mismo. Cita Macri a Perón: “cada argentino tiene por lo menos que producir lo mismo que consume”. Como toda cita abre un interrogante sobre lo que no se citó. En este sentido queremos mostrar correctamente la frase de Perón, y que la misma contraria lo que pretende decir y hacer el Presidente, pero no solo eso, sino también, en pocos renglones “enjuicia” la política entreguista de los representantes de la oligarquía y el capital extranjero en nuestro país, hoy en el gobierno. En el discurso de Macri, ¡Perón pasa de ser un líder que llevó adelante una Revolución Nacional a favor de los trabajadores, a un simple justificador de las políticas de ajuste y explotación sobre los mismos!
            Veamos, la idea de Perón que nos trae Macri originalmente está vinculada al muy conocido Congreso de la Productividad de 1954 sobre el que se ha escrito mucho (y en general muy malo). No pretendemos aquí entran en los debates sobre dicho Congreso, excede nuestro propósito, pero reproducimos estas breves “conclusiones” de Norberto Galasso al respecto en su trabajo sobre Perón: “el propósito empresario (la “avivada”, como señala Juan –Perón-) se ha frustrado ante la resistencia de los trabajadores. Y él (Perón) legitima ese resultado al no adoptar, desde ese momento hasta su derrocamiento, en septiembre, ninguna medida propuesta por la CGE”.
            La frase específicamente aparece en el texto escrito durante el exilio por Perón: “La fuerza es el derecho de las bestias”. ¿Qué dice allí Perón, más allá de lo reproducido por el Presidente? La misma se encuentra en el tercer capítulo del libro titulado “la traición al pueblo”, y que lleva como subtítulo “la reacción parasitaria”. El marco ya empieza a cambiar, ¿cierto? Dice Perón: “Los parásitos conforman un sector definido en todas las comunidades animales o humanas. Están en la naturaleza misma, como una maldición. Siempre y en todas partes, han existido los que producen y los que sólo consumen”. Basta preguntarse de qué lado están los funcionarios de la CEOcracia y el Presidente.
Sigue el líder: “El gobierno del Pueblo y la justicia social son dos cosas que el parásito no tolera. Ellos viven del trabajo ajeno y además quieren que ese trabajo sea despreciado, miserable y doliente. Esta es la mentalidad del parásito”. Claramente si hay algo que no tolera la oligarquía hoy gobernante son los gobiernos populares, y las políticas para la justicia social, estos meses de la “revancha clasista” más desencarnada es demostración de ello. En la segunda parte hace referencia a los que “viven del trabajo ajeno”, ¡teléfono para el Presidente y la mayoría de sus funcionarios! que siempre se han dedicado a vivir de los que producen la riqueza: los trabajadores. Solo se dedican a consumir la riqueza que otros producen. Son parásitos, y en su mentalidad parasitaria aparece la precarización laboral, hacia lo que la Alianza Cambiemos viene avanzando en este intento de volver a los años 30, al pre-peronismo vale decir, donde los trabajadores no tengan ningún derecho, y sean pisoteados por los patrones.
Más adelante continúa el planteo, y aparece la frase que dijo Macri, pero con algunas palabras más, cuenta Perón: “el régimen justicialista había lanzado una “consigna negra” para los parásitos”. Es decir, la consigna era negativa para los que vivieron siempre del trabajo ajeno, sin producir, como el Presidente y el elenco gobernante. La “consigna negra” era que ““cada argentino debe producir, por lo menos, lo que consume”. La organización del Pueblo, el trabajo organizado iba cerrando el cerco alrededor de los que consumen sin producir. Ese fue uno de los motivos de la reacción”. En fin, los trabajadores avanzan con sus organizaciones sindicales y adquieren poder sobre el sector parasitario. Los convenios colectivos, la mayor sindicalización, las comisiones internas, la presencia en las decisiones del estado a través de los legisladores obreros, de su presencia en todos los ministerios, embajadas, etc. De ahí los crímenes y la violencia oligárquica, de ahí la reacción parasitaria, y para esta “recurrieron a la fuerza, “el derecho de las bestias”, para dilucidar un problema de opinión, utilizando para  ello a las bestias mismas”.
Años más tarde, ya ocupando nuevamente la Presidencia de nuestro país, Perón en su último texto: “Modelo argentino para el proyecto nacional”, vuelve a hacer mención a la frase que reprodujo, como venimos viendo en una fuerte tergiversación de la idea, Macri. En este texto Perón dice otra vez que: “el trabajo es un derecho”, hoy vulnerado por el macrismo. Continúa Perón: “y un deber, porque es justo que cada uno produzca  por lo menos lo que consume”, pero como en el otro caso de los 50’s, no termina ahí, sino que va al núcleo sosteniendo que “en el momento en que teníamos que rescatar a la sociedad argentina de una concepción liberal, los trabajadores configuraron la columna vertebral del proceso. En la comunidad a que aspiramos, la organización de los trabajadores es condición imprescindible para la solución auténtica de los problemas argentinos”. Y además “el Justicialismo siempre se sustentó en el criterio de la indivisibilidad de la clase obrera organizada. Se requiere, en consecuencia, una sola central obrera”.
Quizás el Presidente no debería pretender apoyarse en las ideas de Perón a partir de su tergiversación, puede quedar en evidencia como en este caso, y “salirle el tiro por la culata”. Probablemente sería mejor que sincere su discurso y cite a los clásicos Adam Smith, David Ricardo, o directamente a los que sustentan sus políticas como Friedrich August Von Hayek, o Milton Friedman, o por qué no a los locales Domingo Cavallo o Alfredo Martínez de Hoz.
Para terminar, consideramos que el poder de los trabajadores organizados hizo temblar a la oligarquía en los 40-50, que decidió un baño de sangre que comenzó en el 55 con el bombardeo, y tuvo su profundización en el terrorismo de estado del 76, con la intención de enterrar el país industrial, las conquistas de los trabajadores y sus organizaciones. Esas mismas banderas que enarboló el peronismo, y esos mismos trabajadores organizados vuelven a hacer temblar hoy a la oligarquía que pretende seguir profundizando el proyecto del 55, el 76 y los 90. Son los trabajadores de la Patria los encargados (una vez más), de enfrentar y esta vez sí enterrar definitivamente ese proyecto o nuestra bandera Patria hoy mancillada por la oligarquía extranjerizante y el imperialismo, flameará sobre sus ruinas.

[i] Para varios casos de sujetos vinculados al trabajo esclavo y al actual gobierno. Véase: Premici, Sebastián. Explotados y… Suplemento Cash. 9-10-2016.
[ii] Véase por ejemplo: Vales, Lauta. En negro y como esclavos. Página 12. 22-6-2008.
[iii] Véase por ejemplo: Premici, Sebastián. Bordeando la esclavitud. Página 12. 7-9-2012.
[iv] Véase por ejemplo: Sereno, Martín. Misiones: trabajo esclavo e infantil en una finca de Puerta. Agencia Paco Urondo. 3-2-2014.
[v] Véase por ejemplo: Luis Etchevehere y el escándalo de la esclavitud rural. Infonews. 27-6-2014.
[vi] Véase por ejemplo: La marca Cheeky de Juliana Awada filmada y denunciada por trabajo esclavo. Disponible en la página web de “La Alameda”
[vii] Véase por ejemplo: El mafioso Raúl Martins financió la campaña de Mauricio Macri. También disponible en la página web de “La Alameda”.

EEUU deja caer su máscara en Venezuela

Extraido de Sputniknews La disposición de Washington de bloquear los pagos en dólares por el petróleo venezolano será un gran golpe p...